sábado, 25 de agosto de 2018

Córdoba CF-Real Oviedo. Previa.

Tras las buenas sensaciones dejadas por los de Anquela la semana pasada, aunque algo deterioradas por el regular resultado obtenido al final, el Real Oviedo afronta este sábado en El Arcángel su primera salida de la competición. Será interesante calibrar el desempeño de este nuevo proyecto azul en el feudo andaluz, pues si de algo han pecado los oviedistas en los últimos tiempos es de una evidente vulnerabilidad lejos del Carlos Tartiere.

La convocatoria solo sufre una variación con la incorporación de Aarón en detrimento de Sandoval que participará del estreno del Vetusta en Barakaldo en la liga de 2º B. Folch y Carlos Martínez, dos titulares a priori, siguen con sus procesos de recuperación con lo que el once más probable que ponga en juego el técnico jienense en el terreno cordobesista será el siguiente:

Herrero

Johannesson        Carlos H.         Bolaños            Mossa

Javi Muños                  Boateng                   Tejera

Yoel Bárcenas             Toché                  Berjón

Es decir, apostamos por la repetición de la alineación que saltó ante el Extremadura, dejando quizá la incógnita de la inclusión de Forlín en el medio campo, quizá en perjuicio de Javi Muñoz.

La temporada es muy larga y cambiante y estamos al principio, cierto. Pero el Real Oviedo tiene que ir sentando las bases de acuerdo a sus aspiraciones. El partido de hoy, complicado como todos los de la categoría, puede finalmente ganarse, empatarse o perderse pero lo que es irrenunciable es ofrecer un modelo de juego ambicioso, una solvencia a domicilio y una imagen de equipo con aspiraciones a lo más alto. Lo demás sería acudir al victimismo y a las explicaciones baratas. 

Finalmente, a título personal, me gustaría dejar escrito que si en mi plantilla fuese entrenador y dispusiese de dos jugadores argentinos de la calidad, el empaque, la experiencia y la solvencia de Champagne y Forlín, me parecería un sacrilegio dejarlos en el banquillo. El gen competitivo de los australes es de sobra conocido, así como su conocimiento del juego y de todos sus resortes, prescindir de ellos en una categoría como la de plata española me parece -mi ignorancia por delante- una temeridad y un despilfarro.