lunes, 26 de febrero de 2018

Real Oviedo-real Zaragoza. Crónica.

El Oviedo volvió de vacío de su visita a La Romareda, con lo que suma tres jornadas sin vencer. Lo malo de los clímax (léase derby) es que una vez en se alcanzan la única posibilidad es el descenso, el anticlímax. El conjunto de Anquela, aunque sigue siendo reconocible, ha perdido cierta solidez en momentos puntuales de los encuentros.

El equipo en Zaragoza fue reconocible en el primer periodo, durante el cual los oviedistas disputaron el dominio a los locales que tendían a arroparse atrás para salir rápidos a la contra. Anquela devolvió a Rocha a la titularidad, recuperando así el once tipo de la mejor racha de la temporada. El Oviedo presionaba arriba con eficacia, pero con el balón en los pies sus intentonas morían en los tres cuartos sin más trascendencia. No hubo ocasiones nítidas para ninguno de los conjuntos en los primeros 45 minutos. La lucha en el medio del campo, con leve ventaja azul, era la tónica del partido. 

En el segundo tiempo, los locales salieron con mayor determinación y el Oviedo fue cediendo terreno ante los blanquillos, quienes, sin terminar de ser netos dominadores, comenzaron a rondar las inmediaciones de Herrero con mayor insistencia. Los goles -en tres minutos- llegaron ambos por el centro de la zaga en dos jugadas en las que los aragoneses encontraron ciertas facilidades para internarse en el área carbayona. Una cierta permisividad de los zagueros oviedistas en ambos lances tuvieron como resultado los tantos zaragocistas que ponían muy cuesta arriba. El Oviedo, de acuerdo con su catecismo, siguió porfiando hasta el final y fruto de esa lucha fue el tanto de Carlos Hernández casi al tiempo del filo del minuto 90. La expulsión posterior de Berjón agravó el pronóstico de la derrota con su ausencia el próximo viernes en el importante partido ante el filial del Barcelona.

Herrero. Bien. Buenas intervenciones del meta azul que siempre deja, no obstante, sensaciones de cierta duda cuando el balón ronda su zona. 

Johannesson. Regular. Ha bajado sus prestaciones el lateral azul y esto resulta más evidente en los encuentros fuera de casa donde siempre baja un tanto su rendimiento.

Carlos Hernández. Regularidad. Sigue el central a lo suyo: firme en defensa y atinado de cara a la puerta rival.

Forlín. Sintomático. Su influjo en el rendimiento del conjunto es determinante.  No parece en su mejor momento y el equipo lo acusa.

Christian. Superado. En el primer gol maño no pudo con el cuerpeo del delantero zaragocista. Sigue entregando entusiasmo y brío a raudales.

Mossa. Cumplidor. De los mejores en el primer tiempo, buscando sin desmayo por su banda. Bajó su rendimiento en la reanudación. 

Folch. Disminuido. Su complicada semana se reflejó en su juego con menos presencia en el juego.

Rocha. Luchador. Dio todo sobre el terreno de juego, como siempre. Bien en la presión y el robo, tuvo escasa presencia ofensiva.

Aarón. Bullicioso. Buscó la suya y casi la encontró. No ha vuelto a recuperar todavía el nivel exhibido hace algunas jornadas.

Berjón. Robinson. Dejó detalles de su categoría. Todo lo interesante en ataque salió de su juego.

Linares. Esfuerzo. Corrió y buscó, pero no encontró nada.

Toche y Yeboah. Sin calificar.

Fabrinni. Dejó algunos detalles.

Y llegó la racha poco positiva. Se impone la calma para procurar que sea lo más corta posible, pues los rivales siguen sumando. El próximo viernes -filial habemus- puede ser un buen momento para remontar de nuevo el vuelo. Se perderán puntos y partidos por parte de todos: saldrá adelante aquellos que no se permitan depresiones. El equipo, salvo en momentos de la segunda parte de hoy, no presenta síntomas preocupantes por el momento. La solución a esta miniracha es sencilla: volver a sumar de tres.


domingo, 25 de febrero de 2018

Victoria final importante ande Carballal


Información via Oviedo Balonmano Femenino:
El Oviedo Balonmano Femenino consiguió sumar su cuarta victoria consecutiva pero para lograrla tuvo que sudar de lo lindo. Un correoso Carballal llevó al límite a las carbayonas, que desperdiciaron una ventaja de seis goles y que acabaron imponiéndose por la mínima (26-25) gracias a un parcial de 3-0 en los minutos finales.
El conjunto ovetense, que no pudo contar con juveniles debido a la coincidencia del encuentro del Florida Arena con un importante partido del equipo juvenil (ganó 13-32 en Gijón al Mavi La Calzada, dando un gran paso hacia el título de Liga de la categoría), comenzó mandando ante el Carballal. Las carbayonas sólo permitieron marcar un gol a las viguesas en los primeros 12 minutos, lo que les hizo despegarse pronto en el electrónico (5-1) y obligó al cuadro gallego a pedir su primer tiempo muerto. Las visitantes fueron enchufándose y consiguieron limar la diferencia hasta ponerse a sólo dos tantos (11-9), pero las ovetenses ganaban en tranquilidad con unos buenos últimos minutos del primer tiempo y se marchaban al descanso cuatro goles arriba (14-10).
Dos tantos seguidos de Estefanía Parapar al inicio de la segunda parte daban al Oviedo BF su máxima ventaja (16-10), pero lo que parecía un partido encarrilado iba a complicarse y mucho. Las carbayonas comenzaron a atascarse en ataque y el Carballal se metió en el encuentro con un parcial de 1-5 (18-17). Carmen García-Calvo hizo reaccionar a las ovetenses pero sería momentáneamente, las viguesas encontraban huecos entre la defensa local y lograban ponerse por delante por primera vez en todo el choque (21-22) a falta de ocho minutos.
La situación se complicaría todavía más para el cuadro carbayón, que a sólo cinco minutos para la conclusión estaba dos goles abajo (23-25). Una mixta sobre Irene Sola permitió a las ovetenses frenar al ataque visitante y un parcial de 3-0 culminado con una gran vaselina de Valentina Pérez (máxima goleadora carbayona, con seis tantos) colocaba en el electrónico el 26-25 que terminaría siendo el resultado definitivo gracias a un fantástico robo de Carmen García-Calvo en el último ataque de las visitantes.
El Oviedo Balonmano Femenino continúa ocupando el tercer puesto en el grupo A de División de Honor Plata Femenina. La próxima jornada las carbayonas viajarán a tierras castellanoleonesas para enfrentarse al Hand Vall La Cistérniga.

Ficha del partido:
Oviedo Balonmano Femenino (26): Marta Blanco, Valentina Pérez (6), Carmen García-Calvo (3), Bea Aguirre, Andrea Carbajal (4), Estefanía Parapar (5), Marta Ordóñez (5) -siete inicial-, Lucía Álvarez (2), Marina Franco (1), Celia Rojo e Irene Arboleya.
A.D. Carballal (25): Sofía Otero, Beatriz Sola (2), Uxía López (2), Sarai Espiñeira (1), Laura Rúa (6), Irene Sola (5), Paula Amorín (2) -siete inicial-, Daniela Carranza (2), Yolanda Infante (2), María Lidia Portela, Carla Caride, María Pereira (2) y Uxía Alonso (1).
Árbitros: Quesada Gutiérrez y Fernández Herrero (asturianos). Excluyeron a las locales Carmen García-Calvo, Andrea Carbajal y Bea Aguirre, y a las visitantes Beatriz Sola e Irene Sola.
Parciales: 2-0, 3-1, 6-3, 9-4, 11-8, 14-10 (descanso), 16-12, 18-14, 18-17, 21-21, 24-25 y 26-25.

Derrota final en Prat

Foto: Carla Sam

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo no pudo sumar una nueva victoria en su enfrentamiento ante CB Prat, uno de los equipos que están siendo revelación durante la presente campaña por los buenos resultados que están cosechando.
Información via Unión Financiera Baloncesto Oviedo:
El Unión Financiera Baloncesto Oviedo no pudo hacerse con el triunfo ante el CB Prat. El conjunto asturiano, tras un primer cuarto igualado y un mal segundo periodo, se metió de nuevo en el encuentro tras una espectacular reacción después del descanso. En un igualado final, la balanza se decantó para el equipo catalán. El Unión Financiera Baloncesto Oviedo ya piensa en su próximo partido. El sábado 3 de marzo, a las 18:30 horas, visita Pumarín al Actel Força Lleida.
El primer cuarto no pudo estar más igualado. Ambos equipos protagonizaron un toma y daca en ambas zonas y ninguno consiguió distanciarse en el marcador. Dos canastas, una de Barro y otra de Fabio Santana dieron la primera ventaja a los carbayones, pero Prat empató el encuentro gracias a Gerbert Martí y Josep Pérez. De nuevo tomó la delantera Unión Financiera Baloncesto Oviedo, con dos tiros libres de Fabio Santana, pero un triple de Josep Pérez situó a los catalanes por encima (7-6). Barro contrarrestaba en la otra zona con una nueva canasta, pero los locales siguieron inspirados en el lanzamiento triple, en esta ocasión por mediación de Gerbert Martí, a 4:46 para el final del periodo. Belemene empató el choque a diez puntos, pero en las dos siguientes acciones, de nuevo mediante la conexión Pérez – Martí, los catalanes intentaron alejarse en el marcador. Bastaron dos triples del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, de Víctor Pérez y Davis Geks, para situar a los asturianos por delante (15-16). Sin embargo, en la última acción del cuarto, Josep Pérez estableció el 17-16 en el marcador.
El segundo cuarto comenzó con un triple de Tadas Rinkunas para situar el 17-19. Los catalanes volvieron a empatar el duelo por mediación de Josep Pérez, mientras que de nuevo el lituano puso en ventaja al Unión Financiera Baloncesto Oviedo. Agada asumió el protagonismo anotador en el Prat, mientras que Chema González anotó su primera canasta con la camiseta carbayona (21-23). Tras esta acción, los asturianos estuvieron varios minutos sin anotar, mientras que el Prat aumentó su ventaja. La mala dinámica se rompió con un tiro libre de Barro, a 31 segundos para el descanso. Fue la última canasta de la primera mitad, que dejó el marcador en 38-24.
Los carbayones protagonizaron una salida fulgurante al inicio del tercer cuarto. Tras un intercambio de canastas entre Barro y Agada, el Unión Financiera Baloncesto Oviedo logró un parcial de 0-16, para ponerse a dos puntos por delante (40-42). Una canasta de Fabio Santana, ocho puntos de Geks, cuatro de Barro y dos de Chema González situaron a los carbayones por delante. Gerbert Martí rompió la racha anotadora del Unión Financiera Baloncesto Oviedo a 3:59 para el final del cuarto (43-42). A partir de entonces, el ritmo de juego decayó ligeramente y salvo una canasta de Davis Geks, el resto de puntos de los carbayones llegaron desde los tiros libres. Con el 49-47 se llegó al final del cuarto.
En el último periodo, el equipo catalán volvió a coger la delantera en el marcador. Al Unión Financiera le costó casi cinco minutos meter la primera canasta, que llegó por mediación de Barro. Fabio Santana y Geks recortaron distancias desde los tiros libres. A 3:38 para el final del partido, Fabio Santana conectó con Chema González en un impresionante alley-oop y el equipo asturiano se puso a dos puntos, aunque en la siguiente acción Gerbert Martí volvía a aumentar la renta (58-54). Kenan Karahodzic dejó a los carbayones a tres puntos (58-55) con un tiro libre, pero un triple de Josep Pérez, a menos de un minuto para el final, puso la diferencia en seis puntos. Andriuskevicius aumentó la renta desde el tiro libre, pero Víctor Pérez permitía soñar a los carbayones con un triple a falta de 12 segundos (62-58). Josep Pérez anotó dos tiros libres tras la rápida falta de los asturianos y de nuevo Víctor Pérez acertó desde el perímetro (64-61). Apenas quedaba un segundo, en el que Josep Pérez convirtió uno de los dos tiros libres lanzados.
El MVP del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fue Mouhamed Barro, con 25 de valoración (13 puntos, 10 rebotes y 4 faltas recibidas). Por parte del CB Prat, el jugador mejor valorado fue Gerbert Martí, con 21 de valoración (14 puntos y 10 rebotes).




 Ficha del partido:
C.B. PRAT (65): Pérez J. (20), Blanco S. (-), Agada C. (12), Martí G. (14), Andriuskevicius M. (6) –cinco inicial- Camarasa B. (-), Campbell A. (8), Johnson M. (x), Blanch M. (5).
UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (61): Santana F. (7), Geks D. (16), Pérez V. (10), Belemene R. (2), Barro M. (13) –cinco inicial- Novak N. (-), Rinkunas T. (5), Vrkic Z. (-), Karahodzic K. (2), González C. (6),
PARCIALES: (17-16); (21-8); (11-23); (16-14)

sábado, 17 de febrero de 2018

REAL OVIEDO-ALBACETE BALOMPIÉ. Crónica.



Primera parte aburrida con ambos equipos aplicándose en la presión, pero con un Albacete que llevaba la voz cantante en el juego y en los acercamientos a la puerta rival. Especialmente por medio de Bela, un incordio constante para la defensa carbayona. En el bando azul, solamente Berjón con sus internadas por banda y el balón parado que permitió un remate en plancha de Christian alto ponían algo de pimienta para los locales. El juego era lento y previsible por parte de los de Anquela, con Folch y Hidi muy parsiomoniosos en sus maniobras y sin arriesgar en exceso en los desplazamientos de pelota. Los centrales azules sufrían con el balón en los pies por la fuerte presión de los manchegos y las pérdidas eran constantes. Johannesson y Mossa lo intentaban pero el Albacete traía la lección aprendida y cerraban ambos carriles con eficacia. Finalmente, Linares se fajaba como siempre, pero completamente aislado del juego colectivo. Todo, como tantas veces este año, quedaba pendiente del segundo acto.

El segundo tiempo comenzó con las mismas premisas: un Albacete dominador y que ponía a prueba a Herrero al poco de empezar el complemento. El juego de los de Anquela no era elaborado y no conseguía poner en excesivos apuros a los de Enrique Martín. El Oviedo poco a poco fue igualando el encuentro, pero sin llegar a convertirse en dominador del mismo. El partido era una pelea sin fin en la que un detalle, un error o un destello de clarividencia inclinarían la balanza. Pero no ocurrió así: nadie falló ni estuvo especialmente atinado. Solamente la entrada de Fabrinni y su juego incisivo animó algo a una grada hoy más alicaída que de costumbre. El empate final refleja claramente lo que fue el partido y premió a un Albacete que realizó un partido muy serio en concentración e  intensidad.

Herrero. Notable. Las veces que tuvo que intervenir lo hizo con acierto. Cuando el balón es aéreo quedan siempre algunas dudas.

Johannesson. Pundonor. Luchó como siempre por su banda y sin desmayo, pero hace unos partidos que le falta un punto.

Carlos Hernández. Sobrio. En la faceta defensiva, solvente y sin problema. Con el balón en los pies pareció carecer de opciones o recursos.

Fortín. Aprobado. Su nivel le dio para salir airoso del partido. No fue su mejor partido, impreciso y algo fallón. Nos tiene mal acostumbrados.

Christian. Bien. Resolvió sus lances defensivos con acierto y fue el más clarividente de los centrales. Además, estuvo cerca del gol en un remate de cabeza.

Mossa. Infructuoso. Luchó arriba y abajo sin desmayo. Estuvo siempre intentándolo, pero el Albacete cerró esa banda con solvencia.

Folch. Trabajador. Partido más oscuro que otras veces. En la presión y en la recuperación como siempre. En la distribución y el pase no fue su mejor encuentro.

Hidi. Detalles. Tras mucho tiempo sin jugar, se fajó en tareas defensivas y dejó algún detalle, muy escaso, de su capacidad de ver el juego. Necesita minutos.

Aarón. Impreciso. Lo buscó, pero no estuvo fino. Falló algunos controles que podían haber sido decisivos.

Berjón. Peligroso. Fue el creador de las aproximaciones más peligrosas de los de Anquela. Estuvo siempre vigilado estrechamente por los defensores manchegos.

Linares. Brega. En un partido sin oportunidades, luchó y buscó sin desmayo.

Toché. Inédito. Aislado y bien controlado por la zaga de Enrique Martín no pudo aportar sus virtudes.

Fabrinni. Animoso. El italiano salió con ganas, pidiendo el balón y buscando revolucionar el partido, pero aún le falta rodaje y se perdió en algún exceso individual. Apunta cosas.

Mariga. Sin tiempo.

El Oviedo empató hoy ante un más que correoso rival que se llevó con justicia un empate del Carlos Tartiere. Los de Anquela no estuvieron a su mejor nivel porque enfrente tuvieron a un conjunto que sabía qué hacer y cómo hacerlo en cada momento. Tras la racha de partidos sin perder y de victorias en casa, el punto puede saber a poco, pero lo importante es sumar y volver a sumar. El equipo ofreció la intensidad habitual, no acompañada esta vez de la inspiración necesaria para doblegar a un férreo rival. En tardes así, con un adversario notable, la puerta a cero y un punto son para valorar.

REAL OVIEDO-ALBACETE BALOMPIÉ. Previa.

 Resultado de imagen de escudo real oviedoResultado de imagen de escudo albacete balompie

Liga 123
Jornada 27

Sábado, 17 de febrero
18:00 horas

Estadio Municipal Carlos Tartiere

Pronóstico del tiempo: 4 C y un 0 por ciento de posibilidades de lluvia a la hora del partido.

Árbitro: Valdés Aller, Jorge del colegio castellano-leonés


Equipos
Ptos J. Casa Fuera Goles
G. E. P. G. E. P. F. C.
1 Huesca 55 27 11 3 0 5 4 4 42 21
2 Cádiz 47 26 8 5 1 5 3 4 28 15
3 Rayo V 44 26 8 4 2 3 7 2 42 29
4 R Oviedo 44 26 9 2 1 3 6 5 39 29
5 Granada 43 26 10 2 1 2 5 6 37 28
6 Osasuna 42 26 5 6 2 6 3 4 31 22
7 Valladolid 42 27 10 1 3 2 5 6 48 41
8 Numancia 41 26 9 1 2 2 7 5 33 27
9 Lugo 41 26 7 2 3 5 3 6 28 27
10 Sporting 39 26 9 3 2 2 3 7 37 27
11 Zaragoza 34 26 5 6 2 3 4 6 29 29
12 Tenerife 33 26 6 6 1 2 3 8 35 31
13 Reus 33 26 4 8 2 3 4 5 19 26
14 Alcorcón 33 26 4 6 2 4 3 7 23 31
15 Nástic 32 26 3 2 7 6 3 5 29 34
16 Albacete 32 26 7 3 4 1 5 6 23 30
17 Barca B 30 26 4 3 6 3 6 4 30 31
18 Almería 30 26 6 4 4 2 2 8 23 29
19 C Leonesa 29 26 5 7 1 1 4 8 33 42
20 Córdoba 19 26 4 3 5 1 1 12 30 49
21 Sevilla At 16 26 1 6 6 1 4 8 17 36
22 Lorca 16 26 3 3 6 1 1 12 23 45

Convocatoria Real Oviedo:
Juan Carlos, Alfonso, Johannesson, Verdés, Forlín, Carlos Hernández, Aarón Ñíguez, Ramón Folch, Toché, Linares, Pucko, Mariga, Fabbrini, Hidi, Christian Fdez, Cotugno, Saúl Berjón y Mossa.

Convocatoria Albacete Balompié: 
Tomeu Nadal, Miño, Godino, Arroyo, Cifuentes, Carlos Delgado, Saveljich, Gorosito, Gaffoor, Morillas, Bittolo, Gálvez, Erice, De La Hoz, Gómez, Pelayo, Dani Rodríguez, Bela, Acuña, Aridane, Alfonso y Héctor.


La temporada continúa y no hay tiempo ni para lamentaciones ni para festejos. Otros tres puntos se ponen en disputa ante el Albacete este sábado en el Carlos Tartiere y conseguirlos es el mejor modo de olvidar la derrota en Cádiz y seguir luchando en lo más alto. El equipo manchego acude a Oviedo con algunas bajas importantes: Chus Herrero, Zozulia y Susaeta. Los pupilos de Enrique Martín ya sorprendieron a los azules en la primera vuelta en lo que entonces significaba para ellos comenzar a remontar el vuelo. Desde el cambio de entrenador los albaceteños han mejorado sus prestaciones, aunque siguen teniendo un pobre rendimiento lejos del Carlos Belmonte. El partido, no obstante, será como todos: peleado y nada sencillo. Aunque una cosa sí tenemos clara los aficionados: el Oviedo competirá y lo intentará todo por conseguir la victoria.

En el Real Oviedo, la única incognita se centra en conocer el sustituto del sancionado Rocha en el centro del campo. El resto del equipo, como suele ser habitual, no sufrirá variaciones. Así pues el Oviedo podría saltar hoy de inicio con el siguiente once:

Herrero

Johannesson      Carlos Hernández      Forlín       Christian         Mossa

Aarón               Folch                 Hidi                 Berjón

Linares

Vuelve con los manchegos, un jugador referente en las últimas temporadas en los azules, capitanía incluida: Jon Erice, quien abandonó el club por la puerta de atrás y con la inquina de parte de los aficionados por algunos sucesos confusos y ciertas actitudes nunca totalmente aclaradas. Ser agradecido es una cuestión de gallardía y justicia y Erice se comportó siempre sobre el terreno de juego -él único baremo objetivo para juzgarle a día de hoy- con honradez y profesionalidad. Fuera de ahí se rumorearon muchas cosas, algunas ciertamente excesivas, pero con lo único que yo me quedo es con el jugador que ayudó de forma sobresaliente -eso sí indiscutible- a devolvernos al fútbol profesional.


domingo, 11 de febrero de 2018

Cádiz CF-Real Oviedo. Crónica.

Algún día tenía que concluir la racha de los de Anquela y fue en Cádiz, con sus resonancias alegres para los oviedistas. Y fue a ser en Carnavales -fechas gafe para los locales-, que seguimos siendo el Oviedo. La primera derrota tras mucho tiempo tuvo además su cuota balsámica para los azules. "Lo mismo da triunfar que hacer gloriosa la derrota", dejó dicho Valle Inclán. Y así fue este sábado: de los muchos caminos que existen para llegar a doblar la rodilla los carbayones sufrieron la variedad más benigna: fueron derrotados por los elementos. Lucharon, dieron la cara, se esforzaron al límite e incluso se asomaron a la gloria impensable, pero hoy el argumento estaba marcado; volverían de la Tacita de Plata sin botín en la clasificación, pero con el orgullo y la conciencia intacta.

El partido de inicio fue igualado, como no podía ser menos. Los dos equipos tenían sus precauciones, pero eran los de Anquela los que dominaban algo más el juego y dificultaban las maniobras amarillas con su presión alta. El juego era insulso por momentos y el balón buscaba las áreas casi siempre de forma aérea. Hasta el llego el minuto 34 y el colegiado vio como punible una acción entre Rocha y Carpio que, a la luz de las imágenes, parece simplemente amarilla. Ahí el partido empezó a terminarse. Forlín se incorporó al medio campo y la diferencia entre ambas escuadras parecía no existir. El Oviedo seguía bien plantado en el Carranza y enviaba señales de que aún podía lastimar a los locales. Con ese equilibrio engañoso se llegó al descanso.

Tras el descanso, el guión siguió siendo el mismo con un partido equilibrado en el que la diferencia numérica no parecía tener mayor rrascendencia. Y para que la ficción de igualdad fuera total el Oviedo se adelantó en una jugada a balón parado -una más esta temporada- entre Berjón y Linares. El gol hizo creer a los azules, pero obligó también a los cadistas a acudir a la vía desesperada a partir de ese momento. Era el minuto 54 y quedaba mucho partido, demasiado. El Cádiz dio un paso al frente tanto en el terreno de juego como en el banquillo y aunque los de Anquela no llegaron a descomponerse nunca y siguieron generando peligro por momentos la presión fue mucha y los andaluces lograron en 7 minutos (72 y 79) darle la vuelta al marcador. El míster azul había introducido a Cotugno y Verdés para intentar sostener el esperanzador marcador, pero la empresa se reveló imposible ante uno de los mejores conjuntos de la categoría, espoleado además por el marcador, el público y su superioridad numérica.

En esta ocasión, fue el árbitro, uno de los imponderables del fútbol, el que contribuyó a mermar las posibilidades azules en Cádiz. No conviene perder la perspectiva: el arbitraje es una labor ingrata y complicadísima y constituye uno de los elementos que dan a este deporte su dosis de pasión y espectacularidad. Hay que tratar de luchar contra sus errores como se lucha ante un terreno de juego impracticable, el viento, la lluvia o fallos incompresibles de jugadores y técnicos: amoldándose a ellos y sin escudarse tras ellos. Los errores arbitrales son parte del juego, al igual que los remates al aire de Cristiano. Exactamente lo mismo. Convendría no olvidarlo y respetar más a los colegiados, recurso siempre facilón y cobarde en las derrotas.

sábado, 10 de febrero de 2018

A por los puesto altos de la tabla


Información vía Oviedo Balonmano Femenino: 
El Oviedo Balonmano Femenino ejerce como visitante en la 19ª jornada liguera en el grupo A de División de Honor Plata Femenina. El conjunto ovetense se desplaza a tierras gallegas para jugar el domingo (12.30 horas) en la pista del Cíes Obra Civil Chapela.
Las carbayonas retomaron la senda positiva con el cómodo triunfo del pasado sábado frente al Asmubal Meaño, que les ha permitido ascender al tercer puesto de la tabla aprovechando la derrota del SAR Rodavigo en Gijón. El equipo dirigido de forma interina por Miguel Suárez quiere seguir sumando de dos en dos este domingo ante un rival que pelea por la permanencia. El Cíes Obra Civil Chapela marcha décimo con cuatro puntos de renta sobre la zona de descenso.
“Sabemos que tienen buenas jugadoras que nos pueden complicar las cosas”, comenta Estefanía Parapar. “Afrontamos el partido con todas las ganas, vamos a darlo todo y a intentar ganar”, afirma la lateral gijonesa.
El cuadro ovetense vuelve a contar con la baja por lesión de Lara Lozano, aunque hay buenas noticias al respecto. Las pruebas médicas han confirmado que la lateral andaluza no sufre ninguna rotura ni en el menisco ni en los ligamentos de su rodilla derecha.
La expedición carbayona emprenderá viaje en autobús mañana por la tarde y pernoctará en Vigo. Arbitrará en Chapela una pareja cántabra, la formada por Ramos Mardones y la colegiada Madrazo Viadero.

Se intentó pero no pudo ser

Foto: Hugo Álvarez/OCB

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo sufrió una nueva derrota en tierras gallegas ante Rio Ourense Termal (70-61), en un partido en el que los jugadores de Carles Marco intentaron hasta el final remontar el resultado adverso pero sin suerte al final.
El primero de los cuartos del encuentro transcurrió de manera igualada entre ambos equipos, ambos conjuntos anotaban en sus acciones de ataque y el marcador se mantenía apretado entre uno y otro. nadie conseguía despegarse del otro y dos canastas de Ourense, por mediación de Trist y Uzas
dejaron el marcador en 20-16 al final de los primeros diez minutos de juego.
Ahonen consiguió sumar los primeros cinco minutos del partido para su equipo y los gallegos se adelantaron en el marcador (25-20). El Unión Financiera de nuevo se consiguió meter en el partido y apretar el marcador pero unos minutos más tarde, los locales aprovechaban de nuevo una sequía anotadora de los carbayones para escaparse en el tanteador (36-29). Una última canasta del cuadro gallego dejó el tanteador en tiempo de descanso en un (38-29) para Rio Ourense Termal.
Tras el paso por los vestuarios los carbayones salieron buscando meterse de nuevo en el partido, Oliver Arteaga y Belemene recortaron distancias (40-33) y un triple de Víctor Pérez metió a los
carbayones de nuevo en el partido (42-36). Un arreón del conjunto carbayón, con un parcial de 0-8 en los últimos compases del cuarto dejaban todo por decidir para los últimos diez minutos (51-45).
En los últimos diez minutos de partido de nuevo subida de ritmo por parte de los jugadores de Carles Marco buscando de nuevo igualar el marcador y pelear por conseguir la victoria, Ourense sin embargo no dio su brazo a torcer y finalmente se terminó llevando la victoria (70-61).
El MVP del Unión Financiera Baloncesto Oviedo fue Oliver Arteaga, con 20 créditos de valoración (14 puntos, 12 rebotes y 7 faltas recibidas). Por parte del Rio Ourense Termal, el jugador mejor valorado fue Jonathan Zamora, con 26 créditos de valoración (20 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias y 6 faltas recibidas).

Ficha del encuentro:
RIO OURENSE TERMAL (70): Jonhson R. (11), Zamora J. (20), Uzas R. (9), Manzano H. (2), Rozitis D. (6) –cinco inicial- Ahonen R. (16), Trist D. (6), Moreno V. (-) y N’Doye A. (-).
UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO (61): Santana F. (9), Fernández A. (-), Geks D. (16), Belemene R. (13), Arteaga O. (14) –cinco inicial- Barro M. (2), Rinkunas T. (-), Pérez V. (5),
Karahodzic K. (-) y Novak N. (2).
PARCIALES: (20-16); (18-13); (13-16); (19-16)

lunes, 5 de febrero de 2018

REAL OVIEDO-SPORTING DE GIJÓN. Crónica.

El Oviedo de Anquela sigue su racha de partidos sin perder y de victorias en casa. La de hoy, tan especial por tantas cosas, se ajustó al guión habitual de los azules en las últimas jornadas: buena salida del equipo dominando el juego y el tempo del encuentro y con aproximaciones con cierto peligro a la meta rival. Sin embargo, como tantas veces en los últimos tiempos, es el contrario el que termina encontrando premio en el marcador a las primeras de cambio y sin haber hecho nada especial para merecerlo. Fue Jony, quien, tras una serie de rebotes en el área de Herrero, acertaba a batir la puerta azul. No se vino abajo el Real Oviedo y la grada siguió empujando a los suyos con fe fruto de las numerosas remontadas de los últimos tiempos. A partir de ese momento, efectivamente, los locales volvieron a retomar la manija del encuentro y siguieron teniendo acercamientos peligrosos a la meta de Mariño ante un Sporting que parecía desdibujado y sin muchos recursos. Diez minutos después del gol gijonés, llegaba el empate por medio de Mossa, tras combinar con Berjón, con un tiro cruzado de diestra que se coló junto al palo haciendo inútil la estirada de Mariño. Se llegaba al descanso con las espadas en todo lo alto, pero con la sensación de que el Oviedo había sido más en el primer acto del encuentro.

En la segunda parte, sin tiempo apenas para nada, Mossa, omnipresente hoy, cogió un balón en la derecha (!), se perfiló hacia el centro y conectó un disparo potente y con rosca que fue buscando con furia la escuadra de la meta sportinguista. Golazo sin paliativos. El delirio llegaba a las gradas del Tartiere con este tanto que significaba la remontada de los azules. A partir de ese instante, el Oviedo se resguardo unos metros más atrás y esperó las acometidas de los gijoneses, quienes no llegaron nunca a poner a prueba a Herrero. El partido se trabó y los de Anquela, con mucho oficio, supieron conducir el encuentro hasta su final sin apenas poner a prueba los corazones de sus aficionados.

Herrero. Espectador. Salvo en la jugada del gol, el Sporting no puso a prueba al guardameta azul que vivió una tarde tranquila.

Johannesson. Concienciado. Le tocó bailar con el mejor de los rivales y cumplió no sin alguna dificultad. Sus subidas al ataque fueron menos numerosas y decisivas que otras veces.

Carlos Hernández. Sólido. Sin complicarse y resolviendo todo lo que pasó por su zona con contundencia.

Forlín. Imperial. En el imaginario azul quedará ese corte expeditivo en la primera parte con el que el argentino marcaba territorio claramente.

Christian. Rocoso. No se proyectó apenas en ataque, solvente en el corte y atento a cubrir las subidas de Mossa.

Mossa. MVP. Sería el mejor del partido solamente con sus dos goles, pero fue mucho más. Fue el dueño y señor de su banda tanto arriba como abajo. Se asoció con Berjón y creó mucho peligro por su banda. Va a mejor.

Folch. Dominante. El medio del campo fue suyo. Recuperó infinidad de balones y los jugó con sentido. Tras unas semanas más gris ha vuelto al nivel exhibido en las primeras jornadas.

Rocha. Incansable. Junto con Folch, dominó el centro del campo, robando, corriendo y jugando con criterio. Se está convirtiendo en un imprescindible.

Aarón. Bullidor. El terreno de juego no favorecía sus condiciones. Lo intentó varias veces, pero hoy no era su día.

Berjón. Estilo. Dio varias muestras de su categoría. Junto con Mossa trenzó varias jugadas de tiralíneas. En el tramo final volvió a dar una lección de cómo controlar el ritmo de un partido.

Linares. Entrega. Se vacío. Marcó un gol en fuera de juego por un brazo y peleó como siempre para beneficio del equipo.

Yeboah. Trabajó y rondó el gol. Sin embargo, todavía no parece el mismo que deslumbró antes de Navidad. 

Toché. Inédito. Presionó y luchó arriba en soledad cuando el equipo buscaba ya el fin del partido.

Fabrinni. Esperanzador. Tras su lesión, debutó el italiano y pudo haber marcado. La mejor noticia su vuelta a los campos de juego.

La escuadra de Anquela sigue rindiendo a un nivel muy alto. Es un conjunto solidario, fuerte y con argumentos de calidad más que suficientes. El entrenador ha insuflado a los suyos su forma de entender el fútbol: el Oviedo compite cada partido sin desmayo, sin rendirse nunca y sea cual sea el rival que tiene delante. Ha costado muchas semanas y algunos sinsabores, pero el conjunto azul ya está en la lucha plena por un puesto de ascenso directo. Queda mucho sí. Y vendrán jornadas aciagas. Seguramente. Pero está claro que este equipo representa con claridad los valores del oviedistmo: orgullo, valor y garra.

sábado, 3 de febrero de 2018

REAL OVIEDO-REAL SPORTING DE GIJÓN. Previa.

Resultado de imagen de escudo real oviedoResultado de imagen de escudo real sporting


LIGA 123
JORNADA 25


Domingo, 4 de febrero de 2018
18:00 horas
Estadio Municipal Carlos Tartiere

Pronóstico del tiempo: Sensación térmica: 2º C. Cubierto con lluvias ocasionales con una probabilidad del 100%

Árbitro: López Toca, José Antonio, colegio cántabro

Equipos Puntos J. Casa Fuera Goles
G. E. P. G. E. P. F. C.
1 Huesca 49 24 10 3 0 4 4 3 38 18
2 Cádiz 43 24 7 5 1 5 2 4 26 14
3 Rayo Vallecano 41 25 7 4 2 3 7 2 40 29
4 Real Oviedo 41 24 8 2 1 3 6 4 36 26
5 Lugo 40 24 7 1 3 5 3 5 27 24
6 Osasuna 39 25 5 6 2 5 3 4 30 22
7 Numancia 38 24 8 1 2 2 7 4 32 25
8 Granada 37 24 8 2 1 2 5 6 34 27
9 Sporting 36 24 8 3 2 2 3 6 34 25
10 Real Valladolid 36 24 8 1 3 2 5 5 42 36
11 Albacete 31 24 7 3 3 1 4 6 22 28
12 Tenerife 30 24 5 6 1 2 3 7 29 28
13 Real Zaragoza 30 24 4 6 2 3 3 6 26 28
14 Reus 30 24 3 8 2 3 4 4 16 25
15 Cultural Leonesa 29 24 5 7 1 1 4 6 31 38
16 Alcorcón 29 24 4 5 2 3 3 7 21 30
17 Nástic 28 24 3 1 7 5 3 5 28 34
18 Barcelona B 27 24 4 3 5 2 6 4 28 29
19 Almería 27 24 6 4 3 1 2 8 21 27
20 Córdoba 19 24 4 3 4 1 1 11 28 42
21 Sevilla Atlético 16 24 1 6 5 1 4 7 17 33
22 Lorca 16 24 3 3 5 1 1 11 22 40

Convocatoria Real Oviedo:

Convocatoria Sporting de Gijón:


Llega la vuelta del derbi asturiano y parece que todo en Asturias se concentra en lo que suceda en el Carlos Tartiere este domingo a partir de las seis de la tarde. Visita muchos años después el estadio oviedista el viejo rival, un momento esperado con ansias duraante años por toda la hinchada azul. Son tres puntos, sí, como el resto de partidos. Pero esto no es el resto de partidos: es el encuentro que hay que ganar para brindarlo a la afición respectiva. Para el Real Oviedo una victoria ante el Sporting supondría, en lo meramente númerico, dejar a una distancia importante y con el golaverage a favor a un conjunto que sin duda ninguna estará en la lucha por las primeras posiciones al final de temporada. Los rojiblancos por su parte cifran sus esperanzas en que este partido sea un trampolin emocional para una remontanda que les acerque a las posiciones altas de la tabla.

En los derbis, como es sabido, no influyen trayectorias, ni rachas, ni clasificaciones. Lo que cuenta simplemente es acertar en el instante adecuado, tener la suerte en el momento preciso. Suelen ser partidos marcadamente emocionales pero rácanos de juego y con marcadores casi siempre ajustados. Añadamos a esto el probable deterioro del infame terreno de juego del Carlos Tartiere y tendremos el anticipo de lo que veremos el domingo en La Eria: lucha, esfuerzo, poco juego y nervios.

Anquela, profeta de la sensatez, es más que probable que no varíe el once que lleva varias jornadas rindiendo a satisfacción, por lo que los azules formarán de inicio con:

Herrero

Johannesson           Carlos  Hernández       Forlín          Christian             Mossa

Aarón                Folch                 Rocha                 Berjón

Linares


 
El partido está declarado como de alto riesgo y el despliegue de seguridad será de seguro imponente. Y es una pena que sea así: que los asturianos necesitemos policías que nos separen a unos de otros porque algunos no saben, ni quieren respetar al otro, al de enfrente simplemente por llevar una bufanda de otro color. Se cantará el "Asturias, patria querida" por parte de todos, buen momento para recordar lo que nos une a unos y otros es casi todo. Esperemos que sepamos comportarnos vaya como vaya el partido y sea cual sea el resultado del mismo. Esto es fútbol y como dejó dicho Galeano: "El fútbol es la cosa más importante de las cosas que no tienen importancia".