domingo, 26 de noviembre de 2017

Real Oviedo-CD Numancia de Soria. Crónica.

El ciclotímico Real Oviedo de esta temporada ofreció en la tarde del sábado una imagen completamente diferente a la mostrada el fin de semana anterior. Fue el de Anquela un equipo sólido y dinámico en líneas generales que supo en cada momento a qué jugaba. Los oviedistas afrontaron el choque con una energía y presión encomiables, lo que obligaba a los castellanos a recluirse en su campo sin que los locales les permitiesen acercarse a los dominios de un Herrero de estreno. El Oviedo estaba desatado y ofreciendo momentos de buen fútbol. Poco a poco las ocasiones fueron llegando: Aarón, Linares... Hasta que en el minuto 17, tras un saque de esquina botado por Berjón, Johanesson con un centro espléndido permitía que Carlos Hernández con un magnífico testarazo adelantase con justicia a los azules. El Oviedo continuó tras el tanto con su dominio de la situación, sin pasar apuros y controlando a los sorianos completamente. A la media hora de juego todo pareció comenzar a cambiar a peor para los ovetenses: primero con la lesión de un acertado Aarón -sustituido por Yeboah- y poco después con el empate logrado por el Numancia en su primer acercamiento a la meta de Herrero. Gran saque de esquina de Iñigo Pérez que Higinio no desmereció con un buen cabezazo que recuperaba una injusta igualdad en el marcador. Con esa acción -minuto 34- prácticamente terminaba la primera mitad, pues a los de Anquela les costaba asimilar el empate tras el gran trabajo realizado y los numantinos se mostraban satisfechos con un empate a todas luces excesivo para sus méritos.

La segunda parte se presentaba como una incógnita que se despejó en seguida: el Oviedo continuaba siendo superior en todos los aspectos del juego. Apoyados en el Berjón de las mejores tardes y en un activo y acertado Yeboah, los azules dominaban con claridad. Sin embargo, seria Herrero el que mantendría a los azules dentro del partido al solventar de forma brillante un mano a mano con Higinio. Dos minutos más tarde, Diegui tras un excepcional control disparaba al larguero: el rechace lo transformaba Dani Calvo en un rocambolesco autogol que ponía por delante de nuevo a los de Anquela. El Real Oviedo siguió firme y buscando certificar la victoria, cosa que logró a los 64 minutos tras un espléndido gol de Linares tras botar Berjón una falta con magisterio. El encuentro quedaba prácticamente visto para sentencia. Poco después la maldición azul de la temporada se repetía: Johanesson dejaba lesionado el terreno de juego siendo sustituido por Cotugno. El Oviedo pudo ampliar su cuenta y el Numancia también al aprovechar unos minutos finales confusos de los oviedistas.

Herrero. Muy bien. El gol es más mérito del rival que desacierto azul. Tuvo varías intervenciones de mérito y mantuvo al equipo con el empate en un momento decisivo. Soportó bien el hecho de estar en el punto de mira de la afición.

Diegui. Luces y alguna sombra. Luchó con denuedo -como siempre- y participó de forma soberbia en los dos primeros goles oviedistas. Sin embargo hoy no estuvo especialmente acertado en el resto de acciones del partido.

Carlos Hernández. Excelente. Cada vez más seguro y confiado en labores defensivas, sigue siendo un referente en las jugadas a balón parado.

Forlín. Su rendimiento va en progresión. Empieza a ser el jugador determinante que es.

Christian. Bien. Se fajó en labores defensivas con alguna duda y apoyó por su banda en ocasiones la ofensiva azul.

Mossa. Peligro. Su sociedad con Berjón, Rocha y ocasionalmente Christian o Yeboah llevó constante inquietud a la meta castellana. Cada vez más imprescindible.

Folch. Metrónomo. Jugó siempre con sentido y dio solidez al centro del campo. Pareció de nuevo el de principio de temporada.

Rocha. Incansable. Incordio constante para los centrocampistas sorianos con un derroche digno de encomio. Apoyó con criterio a los jugadores de banda.

Aarón. Una pena. Hasta la lesión se le vio con ganas y acierto, siendo un peligro constante para la meta castellana.

Berjón. Clase. Cada balón que pasa por el ovetense mejora con su aportación. Hoy estuvo diferencial.

Linares. Completo. Otro excelente encuentro del aragonés, con gol incluido. Presiona, aguanta el balón, apoya el juego y está acertado de cara al gol. Está de vuelta.

Yeboah. Confirmación. Salió en el peor momento y terminó despachando un gran partido a base de velocidad, visión y entrega. Grandes expectativas.

Cotugno y Mariga. Poco tiempo para calificar.

Es difícil atreverse a decir esto con un equipo tan irregular como este Oviedo, pero parece que el míster va dando con la tecla. El conjunto parece haber encontrado su mejor versión con los tres centrales, aunque todavía haya algunas disfunciones de funcionamiento. La victoria de hoy sigue acercando a los azules a la zona noble. Las lesiones continúan produciéndose y diezmando a los de Anquela que sin embargo siguen ofreciendo buenas impresiones en cada presentación, al menos como locales. La carrera continúa.


viernes, 24 de noviembre de 2017

Duelo de equipazos en Pumarín


El de mañana en Pumarín podría catalogarse como un duelo entre titanes, ya que se enfrentarán dos equipos que realizan un gran baloncesto y que ocupan las posiciones altas de la tabla clasificatoria. El pabellón de Pumarín junto con todos los aficionados que seguro una semana más llenarán a rebosar sus gradas, vivirá un partidazo en el que el Unión Financiera Baloncesto Oviedo tendrá que jugarse los cuartos ante un equipazo como Club Melilla Baloncesto.
Melilla se encuentra justo una posición por encima del equipo de Carles Marco en la clasificación, lo que es una clara muestra de la calidad tanto de uno como de otro conjunto que pelean por estar en lo alto de la clasificación.
La principal arma ofensiva para el Melilla Baloncesto es el pívot Fran Guerra. El español es el máximo anotador de su equipo y también reboteador, aunque en ambos apartados se encuentra por debajo de su homólogo del OCB, Oliver Arteaga. El siguiente jugador con mejor valoración dentro de la plantilla melillense es el alero Pablo Almazán, quien aparte de destacar en el apartado anotador, también se está empleando en los demás aspectos, siendo el segundo en dos apartados estadísticos más, tanto en rebotes como en asistencias. Una de las armas exteriores más importantes para el conjunto dirigido por Alejandro Alcoba es el bosnio Diego Kapelan, que a pesar de promediar un 40% en lanzamientos de tres puntos, ya ha anotado 25 triples en lo que va de temporada, superando en ocho aciertos al capitán del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, Víctor Pérez, por lo que Carles Marco querrá estar muy atento a este escolta.
En la dirección de juego, Melilla Baloncesto cuenta con uno de los veteranos de la LEB Oro como es Daniel Rodríguez. El base catalán lleva ya desde 2009 jugando en la segunda categoría del baloncesto español y este año recaló en Melilla para aportar experiencia a la plantilla. “Dani” es el máximo asistente de la plantilla, con una media de 3,5 pases de canasta y lleva ya un total de 31 faltas recibidas, aunque no está aprovechando especialmente bien esta característica ya que cuenta con un porcentaje de acierto desde la línea de personal del 57%
Dentro de la plantilla del Unión Financiera de nuevo durante la semana se han producido bajas de algunos jugadores en algún entrenamiento, sin embargo por lo que parece todos estarán disponibles para otro gran enfrentamiento ante la parroquia de Pumarín. El encuentro será dirigido por los colegiados José María Terreros y David Planells.

Real Oviedo-CD Numancia. Previa.

Resultado de imagen de escudo real oviedoResultado de imagen de escudo numancia



Liga 123
Jornada 16
Sábado, 25 de noviembre
18:00 horas

Estadio Carlos Tartiere

 Resultado de imagen de estadi carlos tartiere


Pronóstico del tiempo: 7 C y un 0 por ciento de posibilidades de lluvia a la hora del partido

Árbitro: Prieto Iglesias, Eduardo, colegiado navarro




Equipos Puntos J. Casa Fuera Goles
G. E. P. G. E. P. F. C.
1 Huesca 29 15 6 2 0 2 3 2 22 9
2 Lugo 26 15 4 1 2 4 1 3 16 14
3 Osasuna 25 15 3 4 1 3 3 1 19 11
4 Numancia 25 15 6 0 2 1 4 2 19 14
5 Granada 24 15 4 2 1 2 4 2 24 16
6 R Vallecano 24 15 4 3 1 2 3 2 21 16
7 R Valladolid 23 15 5 1 2 1 4 2 29 24
8 Sporting 23 15 4 3 1 2 2 3 18 13
9 Cádiz 23 15 2 4 1 4 1 3 13 10
10 Tenerife 21 15 4 3 0 1 3 4 19 15
11 Real Oviedo 20 15 4 2 1 1 3 4 21 21
12 Reus 20 15 2 5 1 2 3 2 11 13
13 Alcorcón 19 15 2 3 2 3 1 4 13 19
14 R Zaragoza 18 15 2 4 1 2 2 4 19 20
15 Nástic 18 15 2 1 4 3 2 3 18 20
16 Cultural 17 15 2 5 1 1 3 3 17 22
17 Albacete 17 15 4 1 2 0 4 4 12 19
18 Barcelona B 16 15 2 2 3 1 5 2 16 18
19 Almería 15 15 3 2 3 1 1 5 12 17
20 Lorca 13 15 3 3 2 0 1 6 14 20
21 Sevilla Atl. 11 15 0 5 3 1 3 3 11 20
22 Córdoba 11 15 2 1 4 1 1 6 15 28

Convocatoria Real Oviedo:
Juan Carlos, Alfonso Herrero, Cotugno, Carlos Hernández, Valentini, Forlín, Christian Fernández, Mossa, Diegui Johannesson, Ramón Folch, Mariga, David Rocha, Hidi, Aarón Ñíguez, Yeboah, Saúl Berjón, Steven y Linares.

Convocatoria Club Deportivo Numancia:
Munir, Aitor Fernández, Ripa, Elgezabal, Dani Calvo, Iñigo Pérez, Escassi, Manu, Higinio, Nacho, Markel, Carlos Gutiérrez, Guillermo, Pablo Valcarce, Marc Mateu, Larrea, Diamanka y Dani Nieto.

La temporada continúa sin tiempo para lamentaciones: Valladolid es un recuerdo y la revancha está servida con la visita al munipal ovetense de uno de los equipos que ocupan una de las posiciones de privilegio en la clasificación: el Numancia de Soria. Los castellanos, un clásico ya de la categoría, mantienen uno de los puestos de promoción de ascenso y acechan las posiciones de ascenso directo de las que les separa un solo punto. Las señas de identidad del equipo de Los Pajaritos son bien conocidas: entrega férrea, disciplina y una capacidad competitiva encomiable. El Numancia, como el Oviedo, basa su fortaleza en su condición de local, ya que fuera de casa sus número no son para nada notables.La ausencia de Pere Milla es el principal problema que habrá de solventar Arrasate para su presentación en Oviedo. Buscarán los sorianos resarcirse de su derrota la pasada jornada ante el Nástic en Soria.

Si los de Anquela buscan seguir rondando las posiciones de privilegio de la clasificación, deberán conseguir los tres puntos ante un equipo que opondrá seria resistencia a los azules. Las inclusiones del húngaro Hidi, ya recuperado de su lesión, y del canterano  Steven son las principales novedades de la convocatoria. La enfermería oviedista va vaciándose poco a poco y con ello las posibilidades del entrenador se amplian. Parece que esta semana en vista de los entrenamientos realizados Anquela se decantará por una defensa de tres centrales con dos laterales muy ofensivos. Desde aquí creemos que el once azul será parecido a este:

Juan Carlos

Johanesson            Valentini           Forlín         Carlos Hernández              Mossa        

Folch                  Mariga

Aarón                                                                             Berjón

Linares   

A fuerza de no conseguir una trayectoria regular el Real Oviedo se obliga a blindar los puntos de casa si no quiere emborronar mucho su trayectoria. El equipo es un enigma: la mayoría de los partidos los compite con cierta solvencia, siendo superior en bastantes ocasiones al rival y sin embargo en algunos momentos decisivos se producen disfunciones graves -tanto individuales como colectivas- que permiten a los contrarios obtener resultados con el mínimo esfuerzo posible. Se concede demasiado para lo que sería ideal en una competición tan igualada como la segunda división. Ese es el caballo de batalla del equipo esta temporada. Baste indicar que de los cuatro equipos en descenso solamente el Córdoba tiene un número de goles en contra superior a los azules quienes son el cuarto conjunto más goleado del campeonato. Asegurar la propia meta debería ser a partir de ahora la obsesión principal cada partido, pues lo cierto es que el equipo ofensivamente no parece tener problemas.



domingo, 19 de noviembre de 2017

En esta ocasión tocó ceder los tres puntos


 En esta ocasión no pudo ser el final feliz para todos los aficionados del Real Oviedo Femenino, que en esta jornada llenaron casi por completo las gradas del Díaz Vega aunque al término de los noventa minutos reglamentarios vieron como sus jugadoras caían derrotadas por un gol a cero ante un buen equipo y rival directo por la primera plaza del grupo como el RC Deportivo de la Coruña.
No son más que tres puntos como los de cualquier otro enfrentamiento y lo importante es estar arriba al final de temporada y hoy las jugadoras de Pedro Arboleya demostraron una vez más la clase que tienen y que en un partido igualado en el que hubo pocas ocasiones, perdieron los tres puntos por la diferencia de suerte en la pegada con las coruñesas.
Información vía Real Oviedo Femenino: 
El Real Oviedo Femenino cae por la mínima en el Díaz Vega y pierde el liderato con su rival directo el Deportivo de A Coruña. Las gallegas aventajan ahora en un único punto a las ovetenses, que desde ya tienen la cabeza puesta en su próximo reto en Avilés.
El Municipal ovetense se vistió de gala para acoger el partido de la jornada entre primer y segundo clasificado. Más de 750 personas abarrotaron las gradas del Díaz Vega para vivir una mañana de fútbol trepidante.
Arrancó el encuentro con dos equipos sabedores de la importancia del partido. Un arranque vibrante y disputado, donde ambos conjuntos lucharon sin tregua para intentar neutralizar a su rival.
El Real Oviedo mostró su lado más conservador y se alejó en el juego de la idea formada a lo largo de las nueve primeras jornadas de Liga. Lo que se tradujo en mucho centrocampismo y dos equipos hablándose de tú a tú sin llegar a las áreas con contundencia. Así transcurrieron los primeros treinta minutos de juego.
El jarro de agua fría llegaba cuando un centro chut de Peke se envenenaba y acababa colándose entre los tres palos defendidos por Cheza.
Al filo de la primera parte, una decisión arbitral pudo cambiar el sino del choque. Malena derribaba a Isina dentro del área pero el colegiado no veía penalti en dicha acción, por lo que el primer tiempo se consumía con la ventaja para las gallegas.
Tras pasar por vestuarios, el Real Oviedo Femenino daba un paso adelante en la búsqueda de la remontada. Por el contrario, el Deportivo de A Coruña intentaba amarrar el resultado haciendo gala de su envergadura defensiva.
El Real Oviedo pudo revertir el resultado primero por mediación de Isina y después con un disparo de cruzado de Laura, que se iba lamiendo el segundo palo. Faltó definición en los metros finales y más llegada a portería. El resultado ya no se movería. Las pupilas de Pedro Arboleya piensan ya en su próximo rival, el Femiastur, al que se medirán el domingo que viene en Avilés.
FICHA TÉCNICA
Real Oviedo Femenino: Cheza, Celia, Carmen, María, Iglesias (Yari, min 58), Érika (Paula, min 65), Henar, Yoli (Cienfu, min 68), Laura, Clo (Seila, min 65) e Isina.
Deportivo A Coruña: Malena; Cris, Laura, Miriam, Patri; Tere, Iris, Lía (Nuria, min 74); Kika (Cris Oreiro, min 61), Gaby (Sara del Estal, min 85) y Peke (Silivia Mérida, min 91).
Gol: 0-1, min 35: Peke.
Árbitro: Nicolás Marinero Noval, amonestó a la jugadora visitante Tere.

Real Valladolid-Real Oviedo. Crónica.

El Oviedo volvió a la senda de la derrota y volvió también a hacer bueno a un rival que no propuso nada especial a lo largo del partido. El encuentro se definió nada más empezar: a los tres minutos. Juan Carlos, en una indecisión, no atrapa un balón aparentemente fácil y que acaba en saque de esquina que, mal defendido, acaba en un remate inapelable desde dentro del área pequeña. Un error individual, agravado por un error colectivo grosero, terminaba dando ventaja a un equipo castellano que se veía en ventaja en el marcador sin haber hecho nada para merecerlo.A partir de ese momento, minuto 3, el Valladolid se atechó en su campo y esperó allí a los azules. El Oviedo no conseguía crear peligro y todo se resumía en lucha, despropósitos y poco juego por lado y lado. La ventaja real y sicológica con este panorama era de los pucelanos que llegaban plácidamente al descanso, sin apenas haber pasado apuros.

La segunda parte los azules parecieron salir con más empuje, pero fue un espejismo. El fútbol del Oviedo era plano, lento, previsible y la defensa blanquivioleta -la segunda más goleada de la categoría- no sufría. El Oviedo dominaba, consentido por los castellanos, pero sin generar nada. En el minuto 77, otro balón parado desde la línea de tres cuartos: pelotazo al área sin ninguna sofisticación y -otra vez en desconcierto azul- aquello acaba convirtiéndose con desesperante facilidad en el segundo tanto vallisoletano. Los de Anquela consiguen que los rivales, con nulo juego y nulo riesgo, se pongan por delante y no sufran apenas para conservar dicha ventaja. El partido parecía sentenciado. Sin embargo, a falta de juego y errores groseros al margen, este equipo tiene coraje. Los azules -todo perdido- se fueron arriba y finalmente crearon algunas ocasiones de verdad. Fruto de ese empuje de corazón llegaba el gol de Linares que daba alguna esperanza a los más de dos mil oviedistas desplazados. Con el Oviedo desarmado y volcado en busca del empate, el Valladolid cerraba definitivamente el partido con un gol de Míchel, no podía faltar la cuña para el corazón oviedista.

Este Oviedo se estropea el solo. Los rivales rara vez son mejores que los azules y los partidos acaban siendo -casi siempre- parejos y muy disputados. Los oviedistas hacen goles con cierta regularidad y ponen empeño y ganas como el que más. Y sin embargo, dos o tres veces por partido la defensiva azul se diluye ofrreciendo tales facilidades que los oponentes no tienen otro remedio que hacer gol. La solución no la conozco, pero me parece que tiene mucho que ver con la confianza, más que con la calidad de los jugadores. Ahí es dónde a mi juicio está el quid de la cuestión. Un problema complicado al que solamente Anquela puede encontrar cura.

Finalmente, viendo todo el ruido que se está formando en torno a Juan Carlos -un buen portero, con sus luces y sus sombras como todos- y al que parece que una parte creciente de la afición azul parece querer achacar en exclusiva muchos de los problemas del equipo, quisiera citar al Cholo Simeone cuando dijo este sábado tras los pitos de su afición -qué injusta es la multitud, por cierto- a Griezmann: "Mientras sea de nuestra familia lo bancamos y Griezmann es de mi familia". Pues eso, Juan Carlos es de nuestra familia. Ni más ni menos.

El Unión Financiera cae derrotado en Pumarín

Foto: Hugo Álvarez/OCB

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo no consiguió hacerse con la victoria en su partido ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad, un partido que en el tercer cuarto señalaba una diferencia de -15 para los de Carles Marco que lo intentaron ante su afición aunque no fue suficiente para conseguir el triunfo.
Ambos conjuntos no salieron muy finos en el ataque y la primera ventaja significativa fue para los de Carles Marco que se adelantaron en el marcador 6-0. Ambos equipos seguirían intentando sumar en sus acciones de ataque con algo más de acierto y al final del primer cuarto, el luminoso de Pumarín señalaba un apretado 19-15 para el Unión Financiera Baloncesto Oviedo.
De nuevo parcial de 6-0 para los locales a la salida del segundo cuarto gracias a las buenas acciones realizadas por Kenan Karahodzic y dos canastas consecutivas de Romaric Belemene, que dejaban el marcador en 25-15. Empezó a asumir responsabilidades en los minutos finales del segundo período, y
beneficiándose de los tiros libres y triples, hacía sangre en la defensa carbayona. El Unión Financiera Baloncesto Oviedo contaría con la última posesión del cuarto y entre Fabio Santana y Romaric Belemene supieron aprovecharlo anotando el congoleño un tripe desde la esquina y subiendo el 38-40 definitivo con el que los jugadores encararon el túnel de vestuarios para el descanso.
El tercero de los cuartos fue claro a favor del equipo visitante, Cáceres Patrimonio de la Humanidad fue poco a poco subiendo en el marcador y a falta de 2:40 para la finalización del tercer cuarto Rakocevic ponía la ventaja visitante en diez puntos a favor. A falta de tan solo diez minutos para el final del partido el marcador era de 50-65 para el equipo visitante.
En los últimos diez minutos los jugadores de Carles Marco intentaron por todos los medios darle la vuelta al partido ayudados por su afición de Pumarín, Cuando faltaban tan solo cinco minutos para que terminara el encuentro, la diferencia se reducía a los diez puntos (60-70). Belemene se encontraba en un gran momento de forma y seguía bombardeando la defensa cacereña con triples.
El partido se decidiría en la línea de personal, con tiros libres para ambos conjuntos, que seguían manteniendo la ventaja para el Cáceres entre los cinco y los tres puntos. Nikola Rakocevic anotaba de nuevo desde el tiro libre y con cinco segundos para el final, Carles Marco paraba el encuentro para intentar remontar el encuentro. A pesar de que Davis Geks anotaría una canasta al final del encuentro, esta no contaría y el resultado final sería de 78-83 para el Cáceres Patrimonio de la Humanidad. 
Para el Unión Financiera Baloncesto Oviedo, el MVP del encuentro fue Oliver Arteaga con 21 de valoración (14 puntos, 5 rebotes, 1 recuperación, 2 tapones y 3 faltas recibidas). En el Cáceres Patrimonio de la Humanidad, el MVP fue Nikola Rakocevic con 24 de valoración (16 puntos, 1 rebote, 2 asistencias y 6 faltas recibidas).


Ficha del partido:  
UNIÓN FINANCIERA BALONCESTO OVIEDO: Barro.M (10), Santana.F (2), Pérez.V (9),
Maynard.D (9), Geks.D (7) –quinteto inicial– Cárdenas.F (9), Fernández.A (-), Karahodzic.K (2),
Arteaga.O (14), Belemene.J (16), Meana.A (-), Rodríguez.A (-).
CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD: Corrales.G (11), Jakstas.R (7), Olajide.A (-),
Rakocevic.N (16), Parejo.L (11) –quinteto inicial– Pérez.S (8), Grabauskas.R (20), Ward.W (5),
Martínez.D (5).
PARCIALES: (19-15) ; (19-25) ; (12-25) ; (28-18)
Antes del inicio del partido, Pumarín guardó un minuto de silencio en memoria del árbitro
italiano fallecido Gianluca Mattioli. 

Derrota en un mal partido


No fue el de esta jornada el mejor encuentro que disputaron las jugadoras del Oviedo Balonamno Femenino, que terminaron cayendo derrotadas en el Florida Arena ante el Balonmano Gijón, con un marcador final de 26-28.
En los últimos minutos del partido las jugadoras dirigidas por Juan Arribas intentaron remontar un partido en el que llegaron a estar ocho goles abajo, pero finalmente no pudo ser y el cuadro carbayón que se coloca tras esta derrota en la tercera posición de la tabla.
El Balonmano Gijón salió mejor en la primera mitad del encuentro, al ecuador del mismo las visitantes ya se encontraban por delante en el marcador 4-9. Esta diferencia fue aumentando poco a poco hasta que en los últimos instantes de la primera mitad Andrea Carbajal y Marta Ordóñez insuflaban algo de aire al cuadro carbayón con dos goles que dejaban el electrónico al descanso en 9-15.
Al inicio de la segunda mitad apretó el cuadro de Juan Arribas, llegando a colocarse con tan solo cuatro goles de desventaja en el marcador. Sin embargo las gijonesas no querían quedarse sin el premio de ganar a uno de los equipos punteros de la categoría y de nuevo el marcador se fue ampliando hasta llagar a la máxima diferencia 15-23.
En los últimos minutos las locales tiraron de casta y de garra para intentar dar la vuelta al tanteador y con algo menos de cuatro minutos por jugarse, Valentina Pérez anotaba el gol que apretaba el resultado 26-27. 
Las ovetenses tuvieron balón para empatar pero Andrea Carbajal se topó con Alba Martínez y un gol de Nadege Moronfolu terminó por sentenciar y poner el definitivo 26-28.

Ficha del partido: 
 Oviedo Balonmano Femenino (26): Inés Suárez, Valentina Pérez (6), Andrea Carbajal (5), Lucía Álvarez (1), Celia Rojo (3), Estefanía Parapar (9), Marta Ordóñez (1) -siete inicial-, Isi Fernández-Agustí (1), Lara Lozano, Paula Arias, Carlota Vega, Irene Arboleya, María Carracedo, Marina Franco, Marta Blanco y Carmen García-Calvo.
Balonmano Gijón (28): Alba Martínez, Laura Rivas (4), Sandra Vallina (4), Laura Gutiérrez (3), Alba Noriega (8), Nadege Moronfolu (6), Nuria Vegas (3) -siete inicial-, Cristina Ruiz, Blanca Pérez, Marta Díaz, Sara Sanfrutos, Ailén Monte, Lara Martínez, Silvia Mata y Yael Carrera.
Árbitros: López Fernández y Gutiérrez Quintano (cántabros). Excluyeron a las locales Andrea Carbajal y Marta Ordóñez, y a las visitantes Cristina Ruiz (2), Laura Gutiérrez (2), Laura Rivas y Nuria Vegas.
Parciales: 0-3, 3-5, 4-8, 5-10, 6-12, 9-15 (descanso), 13-17, 14-20, 16-24, 20-25, 24-27 y 26-28.

Líderes de nuevo tras una buena victoria


El Club Bádminton Oviedo consiguió en la tarde de ayer una nueva victoria en la liga, tras superar en Ibiza al CB Pitius por un tanteador final de 3-4. Los de César González vuelven con este triunfo a la primera posición de la clasificación, con igual cantidad de puntos y partidos que el IES La Orden.
Una vez más los carbayones se hicieron fuertes en los enfrentamientos de dobles, de los cuales salieron con un tanteador de tres a cero a favor.
Primero fueron Alberto Zapico y Lorena Uslé los que en el dobles mixto consiguieron vencer a Vicent Martínez y Sandra Chirlaque por un doble 19-21. En el dobles masculino Alberto Zapico y Javier Suárez conseguían el segundo punto al deshacerse de Alejandro Alcalá y Vicent Martínez por un tanteador de 8-21 y 11-21, sin dar opciones a los jugadores de Pitius de conseguir sumar. No serían menos las chicas y en el dobles femenino Lorena Uslé y Elena Fernández coseguirían sumar el pleno de puntos en los dobles al superar a Carolina Chan y Elena Caronge también en dos juegos 13-21 y 17-21.
Con este resultado positivo para el Club Bádminton Oviedo llegaron los partidos de dobles en los que los asturianos conseguirían el cuarto punto que a la postre les haría llevarse el enfrentamiento a su favor. 
Elena Fernández tuvo que disputar partido individual y cayó derrotada en este por un tanteador de 21-19 y 21-19 ante Sandra Chilaque. Álvaro Vázquez apretaría el tanteador poniendo el segundo punto para Pitius al conseguir superar a Marcos Cosío 21-12 y 21-15.
Todo por decidir en los dos últimos partidos del encuentro y finalmente la victoria se vino para tierras asturianas gracias al triunfo de Kristina, que de nuevo mostró su calidad para vencer en su partido individual en dos mangas 21-8 21-5 ante Andrea Ibáñez.
El encuentro que cerraba el 3-4 final fue el que enfrentó a Álvaro Leal y a Alejandro Alcalá, en el que el resultado sería favorable al jugador local por un tanteador final de 21-18 y 21-14.
Triunfo que aupa a los de César González a la primera plaza y ahora toca descansar y recuperar fuerzas antes de preparar el partido de la próxima jornada, que enfrentará en el Corredoria Arena  al cuadro carbayón y al colista de la liga CB Benalmádena de Sevilla.