lunes, 29 de mayo de 2017

Otro ridiculo a domicilio.

Corría el segundo 35 cuando el Córdoba ya se había adelantado en el marcador. Un equipo sin sangre, caminando por el campo cuando la única opción existente para entrar en PlayOff pasaba por la victoria. Del resto de goles, fallo de penalti incluido, no hay nada más que añadir.
Salió Hierro a rueda de prensa y achacó la derrota al carácter (lo que no sé es si es al del Granada o al de Las Palmas), echó sus balones fuera y volvió a hacerse la víctima con el fin de no mancharse.

Un técnico que sólo busca pasar de puntillas en esta situación para no mancharse y poder continuar, espero que lejos, su carrera como entrenador. Jugadores pasotas, sin estar concentrados y a cosas ajenas al partido, este es el "Hierro team". Ahora sí, la responsabilidad no es única de Hierro, el vestuario pide a gritos una profunda limpieza y la asesoría deportiva, creo que todos sabéis a quién me refiero, también. Se acabó salir, como contra Osasuna, a decir una cosa para luego hacer otra. Se acabó prometer un entrenador top y traer a un resto.

Señor Fernando Hierro, su primer año de Universidad ha acabado de forma no satisfactoria. Cierre la puerta al salir.