lunes, 29 de mayo de 2017

Arranca el casting.

Con la temporada, no matemáticamente pero si virtualmente, acabada comienza el proceso para traer un nuevo entrenador al Real Oviedo. Con Hierro autodescartado, se abre un abanico de nombres para ocupar el banquillo del Carlos Tartiere.

Quien tenga una mayor responsabilidad en el nombre del nuevo inquilino azul será uno de los principales factores condicionantes en cuanto a la elección final. Si Ángel Martín González, secretario técnico desde el pasado verano es el encargado, la terna de candidatos sería Anquela, Enrique Martín y Gaizka Garitano. El primero tendría sus pros y contras, desde su reciente "no" a la entidad azul o su fracaso en el Granada, hasta la experiencia y seriedad requerida para el cargo. Zaragoza y Osasuna se han interesado también por su situación. Todo cambiaría si el Huesca lograse el ascenso, algo que aunque sea posible parece lejano en la actualidad.

Enrique Martín sería otro de los nombres que, tras ascender a Primera División a Osasuna fue destituido al tener a su equipo como colista de la categoría de oro (situación maquillada pero no arreglada por su sustituto). Su falta de éxitos fuera de Osasuna y el resto de ofertas (Huesca y Numancia) así como su conocimiento del fútbol del norte serían los principales condicionantes de su contratación.

Gaizka Garitano completaría estas opciones. Su fichaje sería arriesgado ya que aunque haya triunfado en el Eibar acumula dos estrepitosos fracasos en Valladolid y A Coruña. Otro de los nombres es José Luis Oltra, un fijo en las quinielas de los equipos que buscan el ascenso.

JIM, Luis García Plaza o Luis Milla serían otras de las opciones que maneja el club.