viernes, 20 de enero de 2017

No muerdas la mano de quien te dio de comer

Foto: BeSoocer

El Real Oviedo recibe esta jornada en el Carlos Tartiere a un equipo amigo, con el que además lo aficionados del club carbayón están hermanados y cada vez que se produce este desplazamiento hacia una u otra ciudad muchos aficionados acuden a disfrutar del fútbol y de un día de fiesta en la unión de dos grandes aficiones futbolísticas.
En esta jornada además el horario es muy favorable para el viaje de aficionados ya que el encuentro se disputará en el Carlos Tartiere este sábado a partir de las 16:00, un horario para que todo el que lo desee pueda disfrutar del a excelente gastronomía de la Capital del Principado de Asturias para luego disfrutar de un partido entre dos equipos que se encuentran en una división que por historia no les corresponde.
Sin embargo no todo es de color de rosa en la semana de los aficionados ovetenses que se han despertado estos últimos días  con las declaraciones de dos ya ex jugadores del equipo azul que en mi humilde opinión no son para nada acertadas.
Dice el refrán que no se debe morder la mano de quien te ha dado de comer, argumento que deberían tener en cuenta en sus declaraciones tanto Michel Herrero que este fin de semana tendrá que visitar el Carlos Tartiere con el Real Valladolid como Edu Bedia, que en el día de ayer cerró su fichaje por el Real Zaragoza dejando la disciplina del cuadro azul.
El jugador ahora en las filas del equipo vallisoletano comentó durante la semana que precede a su retorno al campo que la pasada temporada fue su casa cosas como que "Un porcentaje de la grada se dirigirá a mi. Ellos pueden decir lo que quieran, es una etapa pasada", cosa muy a tener en cuenta de un efectivo que con el cuadro carbayón llegó con la vitola de gran jugador tras haber disputado minutos incluso en primera división y que con la camiseta azul disputó 18 partidos con un total de 1288 minutos jugados sin conseguir anotar ni un solo tanto y jugando al nivel que todos pudimos ver.
En el Real Oviedo la afición es uno de los grandes valores gracias a los que el club consigió seguir vivo cuando todos lo daban por muerto y a sus jugadores tan solo les pide tres importantes cosas que además son la enseña de su himno como orgullo, valor y garra; cosa por la que no se recordará con especial cariño el paso de Míchel por el Tartiere y si el de otros jugadores como Diego Cervero, Pelayo Novo o Aulestia por ejemplo.
Otro caso si cabe aún más llamativo que el de Míchel es el de la última salida del cuadro carbayón y nuevo jugador del Zaragoza Edu Bedia, un jugador que en la rueda de prensa de su presentación como jugador maño declaró perlas como: "He jugado poco porque allí se premian antes otras características y se juega con un diferente estilo de juego. Había otro sistema de juego y era más difícil para mí tener minutos".
No se que se le pasaría por la cabeza al santanderino que en Oviedo disfrutó de minutos con Sergio Egea para recuperarse de su grave lesión que no aprovechó para hacerse con un puesto en el once, más tarde Generelo durante su etapa le volvió a dar minutos que ya vimos como terminaron y esa campaña Hierro de nuevo le ofreció su confianza al inicio de la temporada para caer de nuevo en el ostracismo al ver el nuevo entrenador como se las gasta el  jugador.
Eventos todos estos extradeportivos que para nada empañan el trabajo que el cuadro de Fernando Hierro está realizando de cara a la visita este fin de semana de otro de los equipos que están en la parte alta de la clasificación, equipo que seguro pondrá las cosas difíciles a los carbayones que buscan y esperan sumar tres nuevos puntos para seguir peleando por los puestos de Play Off de ascenso a final de temporada.