jueves, 29 de diciembre de 2016

La vuelta de otro hijo pródigo.

Junio de 2014. El Real Oviedo anunciaba el fichaje de Esteban Andrés Suárez como portero del Real Oviedo incluso antes de anunciar el nombre del propio entrenador, anuncio que llegaría un mes después. Con la vuelta del guardameta avilesino se escenificaba el inicio de una época, la llegada de aquellos canteranos y jugadores que, por distintos motivos, habían tenido que abandonar el club azul para triunfar lejos de la capital asturiana.

Esteban, Michu, Berjón, Adrián López, Santi Cazorla, Juan Mata..., muchos son los talentosos y grandes futbolistas que han triunfado fuera de la frontera asturiana. De esa lista podemos sacar dos nombres que ya han vuelto a casa, el primero el de Miguel Pérez Cuesta "Michu". Después de salir del club el jugador brilló en el Celta y en el Rayo, pero su explosión tuvo lugar en el Swansea, donde llegó a ser durante varias jornadas el máximo artillero de la Premier League, hecho que llamó la atención del seleccionador nacional, Vicente del Bosque, quien le llamó para jugar con La Roja, llegando incluso a ser titular y debutar. Una desafortunada lesión y un paso gris por el Nápoles le hicieron estar unos meses alejado de los terrenos de juego, hasta que el pasado invierno el Langreo le llamó para que volviera a sentirse futbolista, y vaya que si cumplió las expectativas.
 
El caso de Saúl Berjón, el último hijo pródigo en llegar de vuelta al club de sus orígenes, es diferente ya que su carrera fue más a nivel nacional que internacional, sin olvidar que su último equipo fue el Pumas mejicano. Muchos fueron los equipos que disfrutaron de sus servicios, pero fue en el Eibar donde destacó siendo un pilar básico para el equipo vasco. Tras Esteban, Michu y Saúl...¿Quién será el próximo en volver a casa?