lunes, 26 de diciembre de 2016

2016, un año especial.

Arturo Elías; el mexicano ha seguido demostrando su compromiso y el del grupo Carso con el Real Oviedo, saneando las cuentas y teniendo presupuestos con saldo positivo.

Berjón; el jugador asturiano será el próximo y último fichaje del 2016 en el Real Oviedo. El ex del Eibar vuelve a su casa.

Carmelo del Pozo; 2016 supuso su fin como director deportivo del Real Oviedo en un momento de crisis aunque su salida ya estaba pactada para meses posteriores.

Deportiva; por fin, el 2016, fue el año en el que él oviedismo volvió a hablar exclusivamente de la parcela deportiva, alejándose de temas extra deportivos.

Estadio Municipal Carlos Tartiere; sin duda alguna el mayor quebradero de cabeza tanto para el Ayuntamiento como para el club, el césped está recibiendo tratamiento y también se están llevando acabo mejoras en el templo azul.

Fernández; se ha convertido en el apellido de moda en el Real Oviedo, especialmente en defensa.

Generelo; protagonista de la segunda parte de la temporada pasada, llegó con un equipo roto y pago los platos rotos, perdiendo 8 posiciones y saliendo del PlayOff.

Hierro; llegaba en verano para capitanear el proyecto azul de Carso, a pesar de todo el equipo no acaba de carburar.

Indignación; eso fue lo que sintió el oviedismo cuando una crisis mal gestionada se llevaba por delante a Sergio Egea en Marzo.

Joaquín Caparrós; el experimentado entrenador fue quien ocupó todas las quinielas para coger el timón de la nave azul...pero inesperadamente llegó Fernando Hierro.

La Copa del Rey; otro fracaso más del Real Oviedo en la competición del KO en la que el UCAM eliminó a los azules en el debut de Michu como goleador.

Michu; uno de los nombres propios de los asturianos en el 2016, el canterano volvía al final del mercado de verano, incrementando la ilusión oviedista.

Nueve; el dorsal de Diego Cervero, la gran ausencia en el Real Oviedo este año.

Olmo; el asesor deportivo del Real Oviedo volvió a desconcertar a la afición dando un perfil de entrenador después del partido ante Osasuna completamente diferente al de Hierro,

Primera; división a la que aspiró el Real Oviedo y a la que debe aspirar el próximo año 2017.

Regularidad; sin duda alguna la asignatura pendiente del Real Oviedo para este año.

Sergio Egea; más que un entrenador, un señor de los pies a la cabeza que antepuso la Institución por delante de personalísimos y egoísmos.

Traspasos; grandes jugadores como Rocha, Michu o Pereira han sido traspasados al Oviedo, la suerte ha sido diferente para cada uno de los nuevos.

Veracidad; por fin unas cuentas claras y positivas que son motivo de orgullo para el club y para la afición.