lunes, 24 de octubre de 2016

REAL OVIEDO-CD TENERIFE. Crónica.

 
Real Oviedo
Tenerife
52% Posesión del balón 48%
2 Goles 0
6 Tiros a puerta 3
5 Tiros fuera 14
11 Total tiros 17
3 Paradas del portero 4
2 Saques de esquina 3
0 Fueras de juego 3
2 Tarjetas Amarillas 1
15 Faltas 20

El Real Oviedo consiguió tras su victoria sobre el CD Tenerife, por primera vez en la temporada, meterse en los puestos de playoff. Lo obtuvo el conjunto dirigido por Fernando Hierro tras 5 jornadas sin conocer la derrota y con un espléndido bagaje de 8 goles a favor y tan solo dos en contra. Con este partido, en las once jornadas disputadas los oviedistas han conseguido siete veces dejar su puerta invicta. Son ya, junto al Reus, el conjunto menos goleado de la categoría lo que representa una credencial de garantías para afrontar esta liga.

Fernando Hierro retocó el equipo más de lo esperado dando entrada a Verdés por Gil y a Susaeta por Erice, lo que hizo que Rocha centrará su posición en el campo..El partido comenzó con un buen Tenerife que buscaba la portería de los ovetenses pero sin terminar de ajustar la mira. El Oviedo por su parte también amagaba con relativo peligro ante la puerta chicharrera. El encuentro era un toma y daca igualado que buscaba que alguien resolutivo marcase distancias. Y ese fue Linares, quien tras una buena jugada colectiva atinó a mandar el cuero a las redes canarias a pesar del mal bote del balón. El delantero azul está enrachado. Una buena noticia para el Oviedo. El final del primer tiempo fue un continuo forcejeo entre ambos equipos con numerosas faltas -tres amarillas incluidas- y constantes reclamaciones de los insulares al colegiado. El descanso calmó los ánimos.

En la segunda parte, el Tenerife dio un paso adelante y el Oviedo sufrió en las acometidas de los visitantes. Juan Carlos, otra vez capital, salvó en un par de ocasiones la integridad del marco carbayón y volvió a demostrar que es un portero que da puntos. Los cambios de Hierro: Erice y Varela fueron encaminados a proteger la valiosa ventaja asturiana. Desde ese momento el peligro tinerfeñista disminuyó y los locales tuvieron ocasiones para sentenciar el partido. Sería Linares otra vez quien acertaría con la meta canaria tras un buen servicio de Varela desde la banda. Era el minuto 86 y el partido quedaba finalmente cerrado. Destacar hoy, aparte de la contundencia y la lucha de Linares, a Juan Carlos y a Torró que sostuvieron en muchos momentos al equipo.

Lo sustancial es que el equipo compite bien y es un conjunto sólido y rocoso que además tiene una capacidad goleadora muy destacable. Los pupilos de Fernando Hierro van ganado en solvencia y en confianza lo que augura, si el césped lo permite, un buen año para los aficionados azules. Tras pasar el bache que todo equipo sufre a lo largo de la temporada, han iniciado la remontada y ya están en puestos de playoff. 

Un aspecto a destacar, y no por lo positivo que comporta, es el estado ruinoso que presentaba una vez más el césped del Carlos Tartiere. Tras las mejoras acometidas en el pasado verano se esperaba que los recurrentes problemas del terreno de juego ovetense estuvieran solventados. Pero no ha sido así y el estado del rectángulo de juego hace tener los peores presagios de cara a los próximos meses, en los cuales la climatología no será tan benévola como la que se ha disfrutado hasta aqui. Lo dicho, el césped se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza que puede echar al traste el trabajo y las ilusiones de toda una temporada de no mediar una solución radical y definitiva. Lo de hoy era absolutamente impresentable para un equipo de la LFP. Más problemático todavía que los pitos que siguen escuchándose en la grada en contra del propio equipo y de determinados jugadores a la mínima de cambio.


Twitter: .@ricardo9467