miércoles, 15 de junio de 2016

Ya hay elegido para la secretaría técnica.

Ángel Matin González será nuevo secretario técnico del Real Oviedo según informan varios medios almerienses, su experiencia en la que destacan equipos como Osasuna, Almeria o Zaragoza. En el Zaragoza tuvo una polémica salida como se puede comprobar en la entrevista que le hicieron en www.elperiodicodearagon.com:

--¿Y los motivos de que hayan decidido prescindir de usted?
--Mi opinión es que no salgo del Real Zaragoza por motivos deportivos. Además no creo que haya motivos deportivos para destituirme. Tampoco pensaba que fueran a echar ahora a Ranko Popovic.

--¿Desde la polémica que tuvo con el consejero Fernando Rodrigo cree que podía estar sentenciado?
--Igual sí que estaba ya sentenciado y yo he sido un poco pipiolo en este asunto. Tampoco sé si estaba sentenciado o no, pero aquello paso y hice lo que tenía que hacer en ese momento, nada más.

--¿Pero eso tampoco fue beneficioso para usted?
--A mí quizás no me hizo ningún bien, pero al míster y al vestuario sí.


--Popovic ha tenido la posibilidad de despedirse en la sala de prensa. ¿Y usted?
--No he tenido la posibilidad de despedirme, pero tampoco me han brindado esa posibilidad. He hecho un comentario con relación a eso y me han dicho que no era factible. Me hubiera gustado despedirme de la gente con la que he trabajado día a día y por el respeto con el que me han tratado profesionalmente tanto la afición como la prensa. Ese sentido estoy muy agradecido.

--Dice que no sale por motivos deportivos, ¿pero cree que se ha equivocado en la confección de la plantilla?
--Creo que hay una buena plantilla y lo digo de corazón, porque si no diría lo contrario. En mi opinión creo que hay buenos jugadores y gente para pelear por el ascenso a Primera División sin ninguna duda. De lo único que me puedo quejar es de la mala suerte con las lesiones, porque, además, han sido importantes y de jugadores que marcan diferencias y que te hacen daño. En estas dos temporadas hemos podido repetir muy pocas veces un once y eso nos ha afectado más de la cuenta. No quiero buscar ninguna excusa, pero eso ha hecho que el nivel que pudiésemos dar ha sido un poco inferior. No hablo de lesiones por buscar una excusa por el rendimiento de los jugadores, porque, al final, creo que hay gente para poder pelear por estar arriba.

--¿Pero considera que es conveniente reforzar la plantilla en enero?
--Lo estábamos intentando y había alguna conversación. Yo era partidario de reforzar el ataque, pero sobre todo por número de jugadores, porque al final Hinestroza se nos ha lesionado ya dos veces de tiempo y Jaime es baja para toda la temporada. Los dos jugadores que podían alternar con los de arriba los hemos perdido. Quizás donde más justos estamos de jugadores es arriba y cualquier lesión de Ortuño o Ángel nos iba a complicar las cosas. Mi intención era traer ahora un punta y un mediapunta si la Liga lo hubiese aceptado.

--¿Con el dinero que puso el club a su disposición cree que podía haber hecho una mejor plantilla en verano?
--Seguro que sí, pero también peor. En esta vida se puede mejorar todo y todos podemos mejorar. No tengo ninguna duda de que se podía haber hecho mejor plantilla. Nosotros lo hemos hecho lo mejor que hemos podido. Hemos tratado de ser sensatos, ser justos, tomar buenas decisiones, pero en el fútbol las cosas se ven después de y antes nunca se dice para aquí o para allá. Yo creo que cuando se ha preguntado a gente de fútbol siempre nos han destacado como un equipo claro favorito al ascenso y yo creo que al final el Real Zaragoza estará peleando por ello. Creo que hay mimbres para hacerlo.

--En el club el consejero encargado del área deportiva es Carlos Iribarren. ¿Cómo eran las relaciones entre ustedes?
--Prefiero no hablar de nadie del club. Estoy muy agradecido de haber tenido la oportunidad de trabajar en un club como el Real Zaragoza. En el año y medio que he estado he disfrutado mucho, he sufrido mucho y he trabajado mucho. Todo eso me lo quedo para mí. Ha sido un placer estar en ese club y en esa ciudad.

--Pero no parece que su criterio y el de Iribarren fueran similares.
--No voy a entrar en eso, porque no ayuda a nadie en este momento. Yo lo que quiero es salir bien del club. No gano hablando de nadie ni de nada.

--Irribarren fue el principal valedor de la llegada de Ranko Popovic. ¿Se contó con usted para su contratación?
--Yo estaba enterado de que iba a venir Popovic cuando destituyeron a Víctor Muñoz. A Popovic le he cogido mucho cariño con el tiempo. Creo que es un buen profesional y que ha trabajado mucho. Es un tipo fácil de convivir con él en el día a día y lo que pasó hace un año y bastante poco importa ahora.