lunes, 23 de mayo de 2016

Generelo, por favor

Todo iba viento en popa ayer en Almeria. Corría en el minuto 60 en los Juegos del Mediterráneo con la momentánea victoria del Oviedo tras el gol de Linares. Pero sólo 7 minutos después tras un desbarajuste en él área pequeña empataba Quique para el Almeria; ¿Qué había ocurrido por el medio? Un cambio con muy poco sentido que fue quitar a Toché (cuando Michel no podía más) y meter a Koné.

Ya en el 77 el Almería le daba la vuelta completamente el marcador y se adelantaba por medio de Kalu Uche, un gol que dejó en evidencia la banda por la que había ya llegado con peligro el equipo local (la derecha) y también la lentitud y falta de posicionamiento de Carlos Peña. Yo personalmente espero que Generelo cuando haya visto 10 veces el partido corrija ese fallo.

El Real Oviedo se fue al ataca, cuál equipo de FIFA en modo Todos al ataque, y el mister quito a David Fernández para meter a Aguirre. Un cambio que no aportó nada, y lo que se venía venir, llegó, y el Almería en una contra marcó el definitivo 3-1.

Después de 10 partidos al frente del Real Oviedo Generelo sólo ha sacado 13 puntos, de 30 posibles. El equipo sigue sin ser claro y fluido y de hecho de los 14 córners de ayer ninguno creó ni siquiera peligro. Benditos métodos anticuados y de equipo pequeño que tenía Sergio Egea. Generelo por el bien del oviedismo, dimite.

UD ALMERÍA-R OVIEDO. CRÓNICA.

 
ALMERÍA
R. OVIEDO
48% Posesión del balón 52%
3 Goles 1
8 Tiros a puerta 6
11 Tiros fuera 12
5 Paradas del portero 5
5 Saques de esquina 14
3 Fueras de juego 2
4 Tarjetas Amarillas 2
0 Tarjetas Rojas 0
16 Faltas 13
 
En tardes como la de este domingo cuesta mucho ser seguidor del Real Oviedo. Un equipo y una afición que soñaban antes del partido con arrimarse a los puestos de ascenso directo y pelear hasta el final por el premio gordo de la temporada. El primer escalón hacia la gloria era un Almería casi en desahucio, muy posicionado en descenso, con la afición encrespada y argumentos futbolísticos escasos. Un rival al que se le vio nervioso desde el principio, aturullado, sin hilar otro juego que no fueran balones largos sin más complicaciones que buscar la segunda jugada. La lógica indicaba que ante un oponente en situación tan desesperada adelantarse en el marcador sería el inicio de la demolición. Los nervios, las prisas, las gradas encendidas suelen finiquitar entonces de forma traumática estos partidos de final de temporada. Tras una aceptable primera parte de los azules en la que jugaron como no se recordaba fuera del Tartiere, en los inicios de la continuación se hizo justicia en el tanteador. Parecía que ese gol de Linares impulsaría a unos y hundiría definitivamente a los otros. Pero el conjunto azul es diferente. Y nada de lo que era esperable sucedió. Con la hinchada rival abroncando a sus propios jugadores cada minuto más nerviosos y apurados, con la ventaja en el marcador que abría todas las posibilidades, habiendo sido además superiores hasta ese momento a sus rivales... Con todo esto a favor la última media hora tras el 0-1 resultó dantesca para los azules que recibieron 3 goles aparentemente sin que los andaluces recurriesen en ningún momento a la épica descabellada. El conjunto de Generelo ratificó una vez más las malas actuaciones que viene ofreciendo fuera del Carlos Tartiere y por primera vez en muchas semanas queda fuera de los puestos de playoff.

Lo que queda es seguir luchando los tres partidos que restan para intentar estar en las eliminatorias por el ascenso y tratar de olvidar cuanto antes la aciaga tarde del domingo. Quedan tres finales contra tres rivales de enjundia. Se  necesita todo el empuje, toda la unión y todas las energías concentradas en lograr ese objetivo. El jueves tenemos -todos- la primera final ante un durísimo Leganés.

sábado, 21 de mayo de 2016

UNIÓN DEPORTIVA ALMERÍA-REAL OVIEDO. PREVIA.



Resultado de imagen de escudo ud almeriaResultado de imagen de escudo real oviedo

39ª JORNADA DE LIGA

22 de mayo de 2016
19:15 horas
Pronóstico del tiempo: 22º grados. Cielo despejado y un 0% de posibilidades de lluvia a la hora del partido.


Estadio Juegos del Mediterráneo (2004). Capacidad 15200 espectadores.
Medidas: 105 x 68 metros
 Resultado de imagen de estadio juegos del mediterraneo
 
Árbitro: Daniel J. Trujillo Suárez (33), colegio canario.

 Resultado de imagen de daniel jesus trujillo

Clasificación:


Clasif.
Ptos.
Ganados
Empat.
Perdidos
GF
GC
Almería
19
40
8
16
14
38
48
R. Oviedo
5
59
16
11
11
51
41


Convocatorias:
Real Oviedo:
Esteban, Rubén Miño, David Fernández, Héctor Verdés, Josete, José Fernández, Nacho López, Carlos Peña, Jon Erice, Míchel, Susaeta, Cristian Rivera, Aguirre, Hervías, Borja Valle, Toché, Linares y Koné.

UD Almería:
Porteros: Julián Cuesta (1) y Casto (13).
Defensas: Michel Macedo (2), Fran Vélez (3), Ximo Navarro (4), Cuéllar (5), Saveljich (6), Morcillo (21) y Dubarbier (16).
Centrocampistas: Ramón Azeez (18), José Ángel (20), Lolo Reyes (25), Pozo (10), Juan Ramírez (11) e Iván Sánchez (22).
Delanteros: Quique (9), Chuli (12), Kalu Uche (14) y Jonathan (19).

No convocados:
Real Oviedo: Borja Gómez, Font, Jonathan Vila y Johannesson (lesión). Edu Bedia (sanción). Omgba, Cervero y Bautista (decisión técnica).
UD Almería: Iago Día y Goñi (lesión). Antonio Puertas y Fatau (decisión técnica).

Pronósticos casas de apuestas:
UD Almería:                                        2.15
Empate:                                               3.10
Real Oviedo:                                        3.60  (27% posibilidades)

Partido a cara de perro el de este domingo en el Juegos del Mediterráneo de Almería entre dos equipos que necesitan sumar puntos con urgencia con vistas a sus objetivos inmediatos. Los locales, sorprendentemente situados en la zona de descenso, necesitan los tres puntos para seguir creyendo en la permanencia. Tras el nuevo cambio de entrenador -Soriano sustituyó al argentino Gorosito- el encuentro ante los azules se plantea en Almería como una suerte de reválida final de cara a mantener la categoría. Un mal resultado el domingo podría colocar a los andaluces, uno de los grandes favoritos al ascenso a principios de campaña, con pie y medio en segunda división B.

Enfrente estará un Real Oviedo que se presenta como el séptimo peor visitante de la categoría y que lleva más de una vuelta completa sin conocer lo que es una victoria a domicilio. Los ovetenses necesitan sumar para seguir inmersos en los puestos de promoción y poder soñar todavía con el ascenso directo. Ni la mala clasificación del rival, ni los resultados propios, ni el juego desplegado por el equipo fuera de casa transmiten ninguna confianza a los aficionados azules, acostumbrados ya al irritante papel de salvavidas del Real Oviedo. Pero es hora de sumar fuera de casa, para luego en los últimos tres partidos, ya ante rivales directos, dar forma a ese sueño que se lleva acariciando toda la temporada.


Twitter: @ricardo9467

domingo, 15 de mayo de 2016

El Real Oviedo golea al Mirandes.

 

REAL OVIEDO

 

C. D. MIRANDÉS

55%

Posesión

45%

7

Tiros a puerta

2

4

Tiros fuera

11

4

Córneres

4

1

Fueras de juego

1

1

Tarjetas amarillas

1

3

Paradas del portero

3

18

Faltas

8

 

El cambio de rutina prepartido, con sesión mañanera y concentración desde el mediodía en un hotel, apuntaban factores para buscar un punto de inflexión, tras una semana procesando las dudas cosechadas en Llagostera y sembradas... ¡vale más no acordarse! 

El Real Oviedo salió con ganas, con la novedad de Linares acompañando a Toché en el ataque y con Bedia como pareja de Erice, sin intención de gestionar el tiempo ni el marcador, dispuesto a apurar sus opciones desde el principio. Fruto de esa actitud llegó el gol de Erice en el minuto 5 que, sin embargo, volvió a dar paso a la versión timorata y conservadora del equipo azul. 

Los de Miranda subían a presionar, cubriendo incluso el recurso de los pases al portero, y los capitalinos no lograban gestionar bien los huecos a espaldas de los burgaleses, que no lograron materializar las ocasiones que crearon.  Edu Bedia vio su ya proverbial tarjeta amarilla en el minuto 27.

 

El paso por el vestuario sirvió para afinar bastante los conceptos de los azules, que empezaron a descubrir y aprovechar los pases al hueco, los espacios, los cambios de juego, la velocidad y las penetraciones por las bandas. 

En el minuto 52 profundiza Susaeta por el extremo y centra al primer palo, donde se había situado Linares para recibir, que remata de espuela. El portero castellano despeja bien en primera instancia, pero Toché, que cubría el segundo palo, no perdona. Una jugada hilvanada mostraba el camino a seguir y también dio aire y desatenazó la creatividad y la iniciativa del Oviedo.   

Seis minutos después, una profundización de Toché sobre Borja Valle, que había visto bien el hueco entre los centrales, culminaba en el tercer gol. 

 

En el minuto 78 Susaeta hizo el cuarto, al transformar un penalti cometido por Galán (que vio la tarjeta amarilla) al evitar con la mano un remate de cabeza de Michel. 

 

Sangalli, libre de marca en el segundo palo, hizo subir el tanto del honor para los de rojo, que lo habían intentado durante todo el encuentro, a pesar de que el marcador en su contra se había ido abultando. Ya era el minuto 92.

Se volvieron a ver las dos caras que viene mostrando el equipo en las últimas jornadas: la rácana, capaz de llevar un balón desde el córner rival hasta el portero propio o de no acompañar la penetración de un extremo, ni para un posible remate ni para darle opciones de pase. Y la participativa, colaboradora (y brillante por momentos), en la que se crean huecos y opciones de pase que dificultan la defensa, se combina y se realizan esfuerzos generosos, bajando a defender u ofreciendo desmarques. Los resultados y los aciertos no se pueden garantizar, pero sin duda esta segunda versión es la que deseamos ver siempre. 

domingo, 8 de mayo de 2016

UE LLAGOSTERA-REAL OVIEDO. CRÓNICA.

LLAGOSTERA   REAL OVIEDO
48% Posesión 52%
5 Tiros a puerta 6
3 Tiros fuera 10
4 Córners 4
1 Fueras de juego 2
3 Tarjetas amarillas 0
24 Saques de banda 34
4 Paradas del portero 3
12 Faltas 10



El partido del Real Oviedo ante la débil y necesitada Llagostera no es más que la repetición de otros tantos episodios parecidos vividos esta temporada. Los azules saltaron al campo 45 minutos más tarde que sus rivales y con el tanteador ya en desventaja. Luego con los locales con viento a favor se produjo la reacción azul que igualó algo las cosas en la segunda parte.  Así se crearon algunas ocasiones claras, pero esta vez el balón no entró y el rival en una contra apuntilló el resultado. La falta de rebeldía ante el hundimiento tal vez tenga su apunte más nítido en el hecho de que los azules no recibieron en todo el partido ni una sola tarjeta amarilla. Nada nuevo bajo el sol carbayón. Probablemente el resultado sea excesivo castigo para los méritos y los deméritos de unos y otros pero cuando se regala media parte apenas puede esperarse otra cosa.

El resultado de este sábado en Palamós no fue más que la constatación de la línea descendente que ha emprendido el equipo de un tiempo a esta parte. La liga parece habérsele hecho demasiado larga al Real Oviedo que está fallando en el momento clave de la competición. Como consecuencia es probable que el lunes los oviedistas se levanten por primera vez en muchas jornadas fuera de los puestos de playoff. Era algo que se veía venir desde hace algunas semanas. Algunos resultados puntuales positivos junto con los repetidos tropiezos de los rivales sirvieron para maquillar y retrasar algo este lento declive azul. Queda todavía tiempo, repiten como un mantra los adictos a la esperanza. Sin embargo las sensaciones, como las que deja el partido de ayer, no respaldan ese optimismo. El Real Oviedo presenta síntomas de descomposición que más que probablemente vayan a más: el equipo no se sabe bien a qué juega y sigue regalando los primeros tiempos; el entrenador parece desorientado y sin terminar de encontrar la manija y la afición parece estar a punto de perder la paciencia. En suma, todo pinta feo para lo que resta de temporada, a no ser que algo o alguien vire radicalmente el rumbo de la nave azul. Y a falta de cinco jornadas y vistos los precedentes de la temporada eso se antoja labor poco menos que imposible.


Twitter: @ricardo9467

lunes, 2 de mayo de 2016

REAL OVIEDO-CÓRDOBA CF. Crónica.

La crónica del partido que enfrentó al Real Oviedo y al Córdoba este domingo es muy fácil de hacer o muy difiícl. Según cómo se mire. El partido no tiene en principio más que una sola lectura: el Córdoba fue mejor a lo largo de lo 90 minutos de juego. Sin paliativos y sin concesiones. Dominó el juego y la posesión, combinó, puso el fútbol y las ocasiones. Además, por si esto fuera poco, disputó toda la segunda parte en superioridad numérica merced a la expulsión de Verdés en los últimos minutos de la primera parte. La tarjeta roja fue quizá justa, pero muy rigurosa. El rasero del colegiado fue especialmente severo con el defensor azul y mucho más indulgente con otros jugadores en otras acciones del juego. Por otro lado el oviedista debería -experiencia tiene- dejar de jugar a la ruleta en cada entrada que realiza. Por su bien y por el del equipo.

Con todos estos condicionantes positivos a favor al equipo andaluz le faltó el acierto en la suerte suprema del fútbol: el gol. Unas veces la impericia de sus delanteros, otras veces el acierto de Miño y sus defensas, otras los palos y las más de las veces algún tipo de intervención sobrenatural se aliaron para que esta vez la puerta carbayona quedara incólume. Al Oviedo le fue suficiente con marcar en un barullo a la salida de un corner y luego atecharse atrás sin demasiado orden ni ningún concierto. El conjunto de Generelo se defendía por mera acumulación de efectivos permitiendo continuos centros laterales peligrosos. Se perdía el balón continuamente, a veces en zonas comprometidas, y los cambios realizados por el entrenador no parecieron tener influencia ninguna en el desarrollo del encuentro... y con todo se lograron tres puntos vitales que permiten al equipo seguir en el pelotón del play off y tener todavía en el horizonte las plazas de ascenso directo.

Los tres puntos obtenidos junto con el aliento continuo sin desmayo ni fisuras que llegaba desde la grada fueron las notas positivas de un partido mal jugado, mal planteado, pero luchado por todos y cada uno de los azules hasta la misma extenuación. En ese aspecto no se puede sino aplaudir a los jugadores. Mención especial merecen por su rendimiento: Miño -soberbio-, Josete -pidiendo titularidad a voces-, Erice -el incomprendido pero fundamental centrocampista azul- y Koné -cada día  más cerca de su verdadero nivel-.

Quedan 6 jornadas y el equipo parece cuesta abajo y desorientado, sin un plan definido ni siquiera con una alineación base clara. El juego es flojo, el momento físico de varios de sus puntales parece decaer semana a semana, la afición está de uñas... Y sin embargo ahí sigue el Real Oviedo: a tres puntos del ascenso directo y con opciones como el que más de luchar hasta el último día por el ansiado premio. Y todavía nos falta el gol de Cervero ¿Alguien se atreve a pronósticar en contra de este equipo adicto a la convulsión y la sorpresa?


Twitter: @ricardo9467