domingo, 24 de abril de 2016

El problema del Oviedo tiene nombre

Después del desastroso partido de ayer, perdiendo 0-1 contra un equipo en descenso, se evidencia aún más que algo raro ocurre en el club. 

Eso raro se llama Carmelo del Pozo, persona que favoreció la marcha de Egea poniéndose de parte de los jugadores descontentos (no por el juego, sino por la falta de minutos). Del Pozo, además, logró poner a un entrenador marioneta al que mangonea y dirige como y cuando quiere algo que queda más en evidencia cuando los fichajes hechos unilateralmente por este jueguen de manera indiscutible.

El caso de Esteban es similar, el avilesino fue uno de los jugadores que apoyo a Egea en su día y eso sumado a su mala relación con la dirección deportiva del club, motivo por el cual este año no es capitán (no sirve de puente entre ese estamento y el vestuario) le ha empujado a la suplencia. El caso de Esteban adquiere más peculariedad cuando un miembro del club, reconocido sportinguista, dice que Esteban era el topo con Egea y que no entienden por qué se aplaude Esteban y se pita al resto.

Egea nunca fue la primera opción para el club, ni siquiera en Segunda División "B" y eso ha empujado que no lo hayan apoyado. Con Egea se fue la ilusión de la gran parte del oviedismo. Gracias por todo esto, Del Pozo.