sábado, 19 de marzo de 2016

REAL OVIEDO RUGBY vs EL SALVADOR B CON LA PERMANENCIA EN JUEGO

El Real Oviedo Rugby recibe al filial de El Salvador RC mañana domingo a las 13:00 en el Campo de Rugby del Naranco. toda la atención del club estará en alejar a su segundo equipo de la zona de peligro, y seguramente podrán disponer de algunos jugadores del primer equipo para disputar el encuentro en Oviedo. No lo sabremos hasta mañana…pero la experiencia contra el VRAC B y los muy buenos resultados que están obteniendo ambos filiales en estos últimos encuentros hace que las suspicacias y las sospechas sean algo más que meras conjeturas (de los siete encuentros ganados por los pucelanos, tres han sido en las últimas cinco jornadas, si bien es cierto que han sido como local). Aun así, el Real Oviedo tiene que hacer su partido y disputarlo como lo hizo contra equipos de la parte alta de la tabla, solamente el Zarautz, y le hicieron falta 60’ de lucha y varios fallos locales, venció holgadamente en el Naranco. El Quesos B, con seis jugadores de la primera plantilla, se las vio y deseo para poder vencer en Oviedo…no es una plaza fácil y todos lo saben. A la entrega y coraje que le echan los jugadores azules se une el estado del campo, que ha mejorado desde el último encuentro en casa, al cesar las lluvias y hacer “horas extra” algunos jugadores de la primera plantilla en funciones de jardineros.

Lo que es seguro, es que a falta de tres jornadas para terminar la fase regular de DHB este encuentro es muy importante para afrontarla las dos últimas sin excesivos nervios. Nuevamente un rival directo que nos ha adelantado en una racha de buenos resultados de última hora, que se encuentra solamente a un punto, pero en el caso de una derrota nos pondría en dificultades. El Quesos B se enfrentará al Eibar, de ganar estos se pondrían con 36 ó 37 puntos, si ganara el Quesos B se pondría con 30 ó 31…a tiro de una victoria. La Peña la Única lo tiene también complicado, visitará al CRAT A Coruña, que ha ido de menos a más a lo largo de la temporada, y por el bien del equipo ovetense, no se espera una victoria visitante. La victoria nos pondría con 37 u 38 puntos, y nos haría afrontar las últimas jornadas con presión a los de abajo por puntuar para acercarse…no para superarnos.

Los pupilos de Xabier Guerediaga  son conscientes de su situación, y tampoco se les puede achacar nada de la situación en la que se encuentran, muchos de los encuentros perdidos se podrían habar ganado de la misma manera que se perdieron, y la mala suerte ha acompañado al equipo en algunos de esos momentos. Cuando lo das todo y no se consiguen los resultados se corre el riesgo de la desmoralización, cosa que a nuestros chicos no les ocurre, si bien si que la falta de experiencia y el nerviosismo les juega en ocasiones malas pasadas. Con una plantilla corta y sin fichajes, todos chicos de la casa y aquellos que han venido a Oviedo por motivos laborales o de estudios, es de los equipos más jóvenes de la categoría sino el que más. Y no eludirán sus responsabilidades, lo darán todo para lograr esa victoria…con ese plus de motivación se deberá de contar cuando se enfrenten a jugadores más experimentados que “bajen” a reforzar a un equipo de su club…no es lo mismo, así que…¡¡¡a por ellos chicos!!!


Desde las Redes Sociales se ha hecho un llamamiento a los aficionados para que asistan al encuentro del domingo, incluso se ha variado la hora para facilitar la asistencia, retrasándolo hasta las 13:00. La movilización de los aficionados es complicada para este deporte y dentro del oviedismo, ya que si bien los aficionados del Real Oviedo se han volcado en ayudar a su club de rugby cuando lo han necesitado, bien en internet o bien haciéndose socios (por un muy módico precio, eso sí, pero una buena ayuda al fin y al cabo) son mucho más reacios a asistir a sus encuentros, ya sea por lo desamano que se encuentra el campo, bien sea por el desconocimiento del deporte en si o simplemente por falta de interés real en el equipo y en el rugby. Aun así, yo no me cansaré de invitar a todos aquellos que se hicieron socios a que asistan al que es también su club de rugby para apoyarle, y si no entienden algo que no duden en preguntarlo, los aficionados al rugby son sociables, comunicativos y están encantados de explicar su deporte a nuevos aficionados. Y a aquellos que no son socios, teniendo en cuenta que el Real Oviedo juega hoy sábado ante el Alcorcón, y esperando que su victoria sean la antesala de la de su homónimo rugbístico mañana, el pasar a ver a jóvenes defendiendo los colores y el escudo del Real Oviedo y dándolo todo por ello, puede suponer una inyección de moral y de ver que no hace falta ser un jugador de futbol ni un aficionado al futbol para sacrificarse por el Real Oviedo.