lunes, 29 de febrero de 2016

REAL OVIEDO-ELCHE CF. CRÓNICA.

 
Real Oviedo Elche
58% Posesión del balón 42%
3 Goles 0
5 Tiros a puerta 1
11 Tiros fuera 6
16 Total tiros 7
1 Paradas del portero 2
9 Saques de esquina 2
1 Fueras de juego 5
5 Tarjetas Amarillas 2
0 Tarjetas Rojas 0
9 Faltas 10


Hoy el equipo de Sergio Egea ha firmado la mejor racha de partidos sin perder de todo su historia en Segunda División. Eso es un dato objetivo. Y lo ha hecho contra un equipo recién descendido y que venía ascendiendo en la clasificación de un tiempo a esta parte. El equipo jugó frente al Elche uno de los partidos más completos de la temporada, especialmente en la primera parte. En este periodo el conjunto oviedista confinó a su rival a su parcela y de ahí apenas le dejó salir, ayudado por la solvencia de un doble pivote -Erice y Vila- que empujó y se adueñó completamente del mediocampo propiciando que los tres de más adelante -Susaeta, Míchel y Aguirre- pudieran jugar de continuo en la proximidades del área rival. Y de este modo las ocasiones azules fueron cayendo una tras otra, aunque los delanteros carbayones carecieron en esta ocasión de la polvora necesaria para concretar. Media parte esplendorosa de los locales que tan sólo se vio empañada por su dispersa puntería.

El segundo tiempo mostró a un Elche con algo más de ambición y un Oviedo menos abrumador, pero aún así los azules seguían siendo los netos dominadores del juego y las mejores ocasiones, menos que en la primera mitad, fueron también azules. El partido estaba en el alero y llegó el momento de los cambios que es de los momentos  más felices de Sergio Egea, un entrenador que lee los partidos como pocos. Entró Bedia por un impetuoso Verdés lo que retrasó a Vila al centro de la defensa. Esto le dio más control de pelota al mediocampo azul lo que unido al segundo cambio -Koné sustituyó a un estupendo aunque agotado Míchel- resultó ser fundamental en la marcha del encuentro. De este modo, cuando el partido parecía emparejarse más, el Real Oviedo recuperó su dinamita. Susaeta, siempre inconmensurable, se marcó una jugada marca de la casa finalizada con un pase que Koné no perdonó: era el primer tanto del partido. Poco después Esteban, como casi siempre, tuvo su cuota de protagonismo en una jugada en la que tiró de experiencia al interceptar en el área un pase de gol de Isidoro. El Elche trató entonces de dar un paso adelante, pero el Oviedo no pasó por apuros. A cinco minutos del final una jugada entre Hervías y Bautista sirvió para que este pusiese un buen balón que José Ángel, acosado por Koné en fuera de juego, convertiría en el segundo de la tarde para los oviedistas. Finalmente, en el descuento y tras otro buen pase de Susaeta -el enésimo-, Hervías lograba un redondear un marcador nada exagerado para lo que se vio en el municipal ovetense.

Partido imperial de este Real Oviedo que sigue sumando jornadas sin perder. Y van 12. Además el equipo sigue con su escalada, punto a punto, semana a semana, de forma continuada. Es muy difícil destacar a alguien hoy por las magníficas prestaciones de todos los jugadores, pero probablemente Erice -¿acabará alguna vez ese tonto runrún en la grada con el navarro?- y Susaeta estarán entre los más sobresalientes en una tarde plena de aciertos de todos los que participaron durante los 90 minutos.

El equipo sigue creciendo y el límite parece todavía lejano. En la clasificación el Alavés hace poco parecía un líder sólido, destacado, casi inalcanzable... Ahora es ya segundo y está emparedado por los dos equipos sin duda más en forma de la categoría: Leganés y Real Oviedo. Ambos equipos comenzaron titubeantes la temporada pero poco a poco se han ido asentando, ascendiendo posiciones y son indudablemente, hoy por hoy, los verdaderos candidatos a todo. Si todo sigue así -en fútbol nunca se sabe- el Oviedo, cumplida ya la primera de sus obligaciones: la permanencia, puede mirar el horizonte con esperanza y calma. Y los aficionados azules entretanto podemos disfrutar con este conjunto que algún día volverá a perder, pero que ha traído nuevamente la ilusión a las gradas azules.


Twitter: @ricardo9467