lunes, 4 de enero de 2016

CD LEGANÉS-REAL OVIEDO. CRÓNICA.

CD LEGANÉS REAL OVIEDO
48% Posesión del balón 52%
1 Goles 1
5 Tiros a puerta 2
4 Tiros fuera 7
1 Paradas 4
7 Saques de esquina 6
3 Fueras de juego 3
3 Tarjetas Amarillas 1
0 Tarjetas Rojas 0
12 Faltas 14



El Real Oviedo logró un valioso punto en Butarque que le sirve para mantener la tercera plaza y acercarse a un solo punto del ascenso directo. El equipo volvió a competir bien, otra vez en contra del marcador, sobre en un terreno de juego algo irregular, con un viento molesto durante todo el partido y frente a un correoso rival que no regaló nada.

El conjunto azul sufrió el primer contratiempo antes de los 10 minutos con Borja Gómez lesionado en un encontronazo con un rival. Sergio Egea puso a calentar a Héctor Verdés y a Font, decantándose finalmente por el castellonense y retrasando a Vila al centro de la zaga en lo que era una auténtica declaración de intenciones. El partido era equilibrado y de mucha lucha con acercamientos por parte y parte, aunque quizá el Leganés tuvo las más claras opciones de estos primeros 45 minutos. El viento condicionaba mucho el juego y los azules, por momentos, parecían algo desorientados. A los 35 minutos en una jugada por banda derecha en la que la defensa azul concedió demasiadas ventajas se adelantaban los pepineros por medio de Omar quien remataba solo en el segundo palo. En la jugada del gol cuatro atacantes se enfrentaban a tres defensores lo cual fue perfectamente castigado por los de Asier Garitano. A raíz del tanto de los locales los asturianos adelantaron líneas y tuvieron algunas oportunidades para restablecer el empate, especialmente una tras un gran pase de Koné que Toché envió al palo.

Tras el descanso la apuesta ofensiva del Oviedo se agudizó todavía más, adelantando mucho las líneass, lo que propiciaba algunos -pocos- peligrosos contraataques pepineros que unas veces por la falta de precisión de los locales, otras por la actuación de Esteban o la defensa in extremis terminaban desbaratados. Los carbayones rondaban mucho el área del Leganés, aunque creando contadas ocasiones de gol ante un rival que simplemente esperaba atrás y buscaba sentenciar en una contra. A siete minutos del final, tras un gran arranque de Johannesson -otra vez de lo mejor- desde su banda con un buen pase en profundidad a Toché, los de Sergio Egea conseguían el empate por medio de un autogol de Insúa quien trataba de despejar el centro del delantero azul. De ahí al final, los dos equipos parecieron dar por bueno el resultado y sin más historia se llegó hasta el pitido final.

Quizá para algunos el resultado sea algo decepcionante, pues el premio de ocupar una de las plazas de ascenso directo estaba a tiro en el día de hoy. Sin embargo eso no es lo importante, sino que el equipo lleva una línea muy firme, compite todos los partidos, no se conforma y tiene opciones en casi todos ellos. Todavía no ha terminado la primera vuelta y el primer objetivo de los azules esta temporada: los 50 puntos de la salvación, están ya en el horizonte. Ahora vendrá un mes de enero muy exigente que seguramente calibrará a la perfección si las aspiraciones del Real Oviedo esta temporada se limitarán a ese primer objetivo o se puede esperar razonablemente que irán más allá de la mera salvación.


Twitter: @ricardo9467