domingo, 6 de diciembre de 2015

REAL OVIEDO-UE LLAGOSTERA, 2-1. Crónica.



 

Real Oviedo
UE Llagostera
53% Posesión 47%
7 Tiros a puerta 3
5 Tiros fuera 4
7 Córner 5
3 Fueras de juego 1
10 Faltas 18



Primer tiempo de neto dominio azul desde el primer segundo. Tanto fue así que en el minuto 2, tras una gran internada de Johanesson y un magnifico pase en profundidad, Linares conseguía adelantar a los azules. Después del gol el equipo de Sergio Egea siguió creando ocasiones y controlando el partido con suficiencia. El dominio era tal que la confianza fue creciendo en las gradas y en el césped. Hasta el minuto 19 en el que en el primer acercamiento de los gerundenses en una jugada extraña deficientemente defendida por los centrales oviedistas Querol ponía unas injustas tablas en el marcador. El cuarto gol de la Llagostera como visitante. El partido, tras un par de minutos de desconcierto azul, volvió a ser dominado por los locales que rápidamente volvíeron a adelantarse por mediación de Koné a la salida de un saque de esquina. Desde ahí hasta el final de la primera parte varias oportunidades azules para sentenciar el marcador que no cuajaron. Así pues se llegó al descanso con un marcador corto para los merecimientos de los oviedistas.

La segunda parte fue menos intensa. La Llagostera adelantó las líneas, pero apenas creo peligro pues el Oviedo controló bien en todo momento. Los únicos sustos para la afición azul venían con los balones parados y los saques de banda de Samu que efectuaba cada vez increíbles lanzamientos al segundo palo. El equipo de Sergio Egea contó con varias aproximaciones nítidas que se malograron por falta de puntería en la definición o de precisión en el último pase. El encuentro fue llegando a su fin con un marcador ajustado que ponía algo de emoción, aunque la sensación fue siempre la de que el marcador no peligraba.

El Oviedo amarró tres puntos importantes más y alcanzó los 25 puntos, la mitad de los que se suponen necesarios para certificar la permanencia -no lo olvidemos, primer objetivo azul de la temporada-. El conjunto carbayón fue firme en defensa -salvo en la jugada del gol y algún balón parado- y creó suficientes ocasiones como para haber conseguido un marcador más concluyente. El equipo navega con solvencia por la categoría y con la impresión, refrendada por el entrenador en la rueda de prensa tras el partido, de que todavía quedan algunas marchas que meter. Victoria, puesto provisional de playoff y otra vez Diego Cervero sobre el césped. Para muchos, un domingo redondo. ¿La amenaza más inminente? El estado del terreno de juego que parece que con la llegada del mal tiempo empeora por momentos. Esperemos que se quede en mera amenaza.


Twitter: @ricardo9467