lunes, 21 de diciembre de 2015

REAL OVIEDO-UD ALMERÍA, 1-0. CRÓNICA.

 
Real Oviedo   Almería
44% Posesión del balón 56%
1 Goles 0
4 Tiros a puerta 6
8 Tiros fuera 9
6 Paradas del portero 3
5 Saques de esquina 4
5 Fueras de juego 6
3 Tarjetas Amarillas 3
0 Tarjetas Rojas 0
14 Faltas 11


El Real Oviedo logró hoy ante el Almería la tercera victoria consecutiva, lo que le mantiene tercero en la tabla, pero ahora a dos puntos del líder. Los azules salieron, ya estamos casi acostumbrados a ello, algo despistados y el colista  dominaban el encuentro, impidiendo a los locales salir de su propio campo. En el minuto 5, probablemente en la jugada que marca el devenir del encuentro, Soriano en el área pequeña culmina una buena jugada almeriense con un cabezazo a bocajarro que olía a gol, pero Estebán -¿cuántos años dices que tienes, guaje?- respondía con una extraordinaria actuación plena de reflejos, conseguía mantener su marco a cero. Siete minutos más tarde, en un balón parado, otro de los pilares básicos de este equipo, Susaeta, teledirigía un saque de esquina en la forma magistral habitual para que Toché la mandase a guardar con un buen testarazo. Los ovetenses se ponían por delante en el marcador en su primera aproximación a la meta andaluza. A partir de ese momento, el guion del partido respondió a las expectativas creadas por ambos equipos: los de Sergio Egea se tranquilizaron y tuvieron varias ocasiones para sentenciar el marcador, pero la falta de acierto o de fortuna -Susaeta al larguero- impideron que la ventaja se doblara. El Almería, tras el mazazo del gol, siguió intentándolo, pero la losa de sus 14 jornadas sin victorias se notaba en un equipo nervioso, fallón y que concedía facilidades en defensa.

La segunda parte fue toda ella controlada por los azules quienes vieron peligrar más el resultado por las claras ocasiones nuevamente marradas por sus delanteros -Toché, Aguirre-, que por la actividad del Almería la cual era un constante querer y no poder. El Oviedo esperaba más a los visitantes, saliendo con peligro a la contra, especialmente por medio de Aguirre y Johannesson. La emoción del choque se mantenía por los guarismos del luminoso más que por el juego de los almerienses, quienes ponían mucha voluntad pero poco acierto. En el último segundo Esteban, bien colocado y muy atento, cerró su puerta definitivamente y selló el triunfo de los locales.

Se llega al parón de Navidad en el mejor momento del equipo. El Real Oviedo ha ido, con el transcurrir de las jornadas y la mejora de sus prestaciones, de habitar la zona cómoda de la clasificación y mirando con deseo las últimas plazas de playoff a estar tercero, a tiro del liderato y plenamente inmerso en la lucha por los primeros puestos. Sergio Egea, como ya sucediera el año pasado, ha ido mejorando las prestaciones del equipo a cada semana y ha conseguido, poco a poco y sin estridencias, colocarlo en una posición privilegiada. ¿Cuál es el objetivo es este nuevo escenario? A mi juicio, sigue siendo lograr los 50 puntos de la salvación cuanto antes. La siguiente parada en esa carrera: Leganés. Faltan 19 puntos.


Twitter: @ricardo9467