lunes, 2 de noviembre de 2015

REAL OVIEDO-BILBAO ATHLETIC. CRÓNICA.


 
R. Oviedo Bilbao Ath.
45% Posesión del balón 55%
0 Goles 0
3 Tiros a puerta 4
9 Tiros fuera 3
12 Total tiros 7
4 Paradas del portero 3
5 Saques de esquina 5
2 Tarjetas Amarillas 4
0 Tarjetas Rojas 0


El partido de este domingo puede tener diversas lecturas según el ánimo con el que nos enfrentemos a él. Si fuésemos viscerales y tendiésemos a ver por ello las botellas medio vacías diríamos que el Oviedo perdió una ocasión de oro de sumar tres puntos y acercarse nuevamente a los puestos más apetecidos de la clasificación. Añadiríamos que los oviedistas, además, no fueron capaces de derrotar al penúltimo clasificado de la tabla y que los bilbaínos lograron su primer punto a domicilio en el Carlos Tartiere, lo que habla a las claras de la endeblez del rival que ayer visitaba a los carbayones. Para finalizar podría asegurarse que Sergio Egea se equivocó no alineando de salida al marfileño Koné, que jamás debió sustituir a Jonathan Vila, un valladar, o a Linares a todas luces más entero físicamente que Toché...

Por el contrario, si tendemos a ver las botellas medio llenas diríamos que el Oviedo, si bien no pudo ganar, al menos consiguió sumar, lo cual al final de la temporada siempre cuenta para bien. Añadiríamos que el equipo creó nuevamente numerosas ocasiones de gol que en esta ocasión no se materializaron con la efectividad a la que estamos acostumbrados, pero que muestran que el equipo sigue funcionando, por lo que si sigue atesorando ocasiones al ritmo de ayer es prácticamente imposible que se quede con el guarismo a cero en muchas más ocasiones. Podríamos argumentar también que el Bilbao Athletic si bien es cierto que aún no había logrado puntuar en ninguna salida no es menos cierto que todas sus derrotas fueron por tan solo un gol de diferencia y en partidos que según todas las crónicas estuvieron muy disputados hasta el final. Sería también positivo el empate de ayer si anotamos que Esteban, providencial siempre, por segunda vez esta temporada consiguió mantener su marco a salvo hasta el final del encuentro. Para rematar apoyaríamos a Sergio Egea, un entrenador que sabe lo que se trae entre manos y que actúa siempre desde la reflexión y el análisis: Toché y Linares son los máximos goleadores del equipo y merecen un plus de confianza aunque sólo fuese por esto; Vila acumulaba una amarilla y en su puesto esto supone una merma importante de sus capacidad de acción. Finalmente, el entrenador optó por seguir manteniendo en el campo a un delantero más estático -Toché-, al tiempo que refrescaba al segundo punta más dinámico -Linares- sustituyéndolo por otro atacante de características más parecidas como es Koné.

En suma, el Oviedo está a un punto de los puestos de promoción y a cuatro de los de ascenso directo. El descenso queda ya a seis puntos. El equipo se muestra competitivo cada fin de semana y hasta ahora, salvo en Vitoria, siempre ha tenido opciones de llevarse los partidos. Tras el primer cuarto de liga podemos afirmar que el Oviedo lleva una buena línea y que sus posibilidades de mejora, que sin duda las hay, aún no han llegado a su límite. En estos momentos solamente el Córdoba y el Zaragoza parecen llevar una trayectoria claramente mejor que los de Sergio Egea, por lo que los azules siguen en la carrera y con todas las posibilidades aún intáctas.


@ricardo9467