lunes, 26 de octubre de 2015

Vuelta a los entrenamientos

Un día después de la derrota en Ponferrada, el Real Oviedo se ha puesto manos a la obra para empezar a preparar el próximo partido del domingo contra el Athletic de Bilbao "B" (Carlos Tartiere, 17h). Una semana en la que la primera plantilla azul deberá intentar corregir esos errores defensivos que están costando disgustos y puntos desde que comenzó la presente temporada.

Tras la derrota de ayer, pasó por la sala de prensa un peso pesado del vestuario, Esteban. Sobre el nivel de exigencia que rodea al Real Oviedo en su vuelta a LaLiga, el portero del Real Oviedo reconoce que “no queda otra. El futbolista que viene, además de ser bueno con los pies, tiene que saber que te van a exigir y que la obligación es ganar, ganar y volver a ganar. En este caso la obligación es salir el domingo a buscar la victoria y ser mentalmente fuertes. Debemos afrontar la realidad como viene. En cuanto lo de ayer, debemos analizar los detalles para pulirlos y acrecentar las cosas que hicimos bien”.
Tras el nuevo desplazamiento masivo de la afición oviedista, con más de dos mil personas en El Toralín, Esteban confiesa que “a mí me sigue sorprendiendo. Cuando sales a jugar y ves a la gente, creo que es impagable. Unos tienen de patrimonio el estadio, nosotros tenemos de patrimonio nuestra afición”.
En cuanto a la marcha del equipo en estas primeras jornadas de competición, Esteban recuerda que “estamos en LaLiga, que es lo que queríamos. Y estamos codeándonos con los rivales cara a cara compitiendo. Unas veces la moneda cae de nuestro lado y otras del rival, pero nadie puede decir que a este equipo le falta actitud. La actitud, es algo innegociable”.